El GP de Mónaco sigue dejando coletazos horas después de que Sergio Pérez se hiciera con la victoria en el Principado. Primero el retraso del inicio de la carrera por un problema eléctrico según la FIA, después las reclamaciones de Ferrari por pisar la línea amarilla a la salida de boxes los dos Red Bull y ahora Mercedes carga sus iras contra Fernando Alonso por el ritmo que llevó durante la carrera en aras de "gestionar los neumáticos" tal y como comentó el piloto de Alpine tras la carrera.

Fernando Alonso desquició a Lewis Hamilton en Mónaco. AFP7 vía Europa Press

Hamilton y Toto Wolff, molestos con Alonso

Que en Mercedes no están viviendo un momento fácil es cierto, pero que Hamilton tampoco atraviesa su mejor estado de forma también. Prueba de ello son los magníficos resultados que está logrando George Russell con ese mismo W13: único piloto en puntuar en todas las carreras y siempre en el TOP 5.

En el Principado Hamilton no tuvo una gran carrera y no pudo avanzar más allá de la octava posición. Todo y que el piloto británico también clasificó lejos de su compañero, quedándose por detrás del A522 de Fernando Alonso. El piloto asturiano optó por cuidar las gomas de su Alpine para evitar un nuevo paso por boxes que le habría condenado al final de la parrilla. Cabe señalar que durante lo que se ha disputado de temporada, el A522 es uno de los coches que más está degradando los neumáticos. Aunque no es menos cierto que Mónaco no es el trazado que más agresivo es con los compuestos.

Esa estrategia de Alonso provocó que todos los coches que iban por detrás de él quedaran encallados en un tren, más allá de los 45 segundos del grupo de cabeza. Tanto fue así que Lando Norris tuvo una parada extra gratis que le permitió lograr la vuelta rápida y robársela a un Alonso que demostró su verdadero ritmo en las últimas vueltas. Sin embargo hubo dos afectados principales, Ocón por la penalización de cinco segundos tras su toque con Hamilton y el británico, desquiciado detrás del otro Alpine.

Tuvo que ser su jefe, Toto Wolff el que saliera a quejarse de la estrategia de Alonso y defender: "Una vez más una lección que nosotros debemos tomar de este trazado es que la gente no puede rodar cinco segundos más lento del ritmo en una procesión. Es un fantástico evento y un espectáculo, pero sería bien si la carrera pudiera ser al mismo nivel". En ese mismo sentido se pronunció un molesto Hamilton: "¿Quién sabe? Puede que estuviéramos capacitados para saltar... No lo sé. Definitivamente no ayuda quedarse bloqueado detrás de uno de ellos (Alpine). Honestamente, no encuentro esto como algo frustrante. Es lo que esperas aquí en Mónaco. Sabía que una vez clasificara detrás de uno de ellos sería como ha sido".

Alonso se defiende y lanza un dardo a Hamilton

El piloto asturiano explicó tras la carrera qué había ocurrido. En un primer momento dio la sensación que tenía algún problema con el coche hasta que más tarde elevó el ritmo y logró la vuelta rápida parcial. Sin embargo ya en la zona mixta para los micrófonos de DAZN se sinceró sobre su estrategia: "Era poco optimista de cubrir 33 vueltas con amarillos (medios), hice bastante gestión de neumáticos y cuando me dijeron que Ocon tenía una penalización de cinco segundos fui más rápido. Hamilton ya no tenía neumáticos o el 'mood' (estado anímico) para ir más rápido. Creo que estaba un poco enfadado"

Una pelea más en el historial de Hamilton y Alonso

Después de tantas temporadas en la Fórmula 1 Hamilton y Alonso son mucho más que viejos enemigos. De hecho junto a Sebastian Vettel y tras la salida de Kimi Raikkonen, además del recién campeón Verstappen, el británico y el asturiano son los otros campeones del mundo que continúan en la parrilla. Sin entrar a revivir todo lo que pasó en la temporada 2007 en McLaren Mercedes con Fernando Alonso, Lewis Hamilton y Ron Dennis.

Uno de los grandes desencuentros de esa temporada fue precisamente en Mónaco. Es más los aficionados al deporte lo recuerdan como el inicio del caos en McLaren - Mercedes. Al menos así lo explicaba una de las personas que lo vivió dentro del equipo como Pedro Martínez de la Rosa, probador del equipo de Woking. "Las cosas empezaron a ir mal fue antes del Spygate. Porque la gente piensa en ello... pero fue la punta del iceberg", recuerda en una intervención en el podcast oficial de la Fórmula 1. "Fernando ganó la carrera (Mónaco) de forma justa. En las últimas 20 vueltas gestionó la temperatura de los frenos, ya que tenía un problema. La mayoría de equipos tenía ese problema en Mónaco por aquella época. Alonso iba liderando y gestionando a velocidad de crucero, frenando mucho antes de cada curva. Hamilton le recortó salvajemente y creo que el equipo no le dijo a Hamilton que así terminarían la carrera. Él quería ganar y luego fue todo mal, a Alonso le dijeron que debía haber ganado Lewis".

De la Rosa, ahora comentarista en DAZN F1, continúa recordando la reacción del asturiano y confirmando que se lo dijo alguien de la directiva de McLaren: "No fue así pero se lo dejaron caer. 'El chico era más rápido que tú'. Eso enfadó mucho a Alonso porque con los datos se veía que podía haber sido más rápido, unos dos segundos. Ese fue el principio del fin. Fernando se dio cuenta de que no eran conscientes de lo inteligente que había sido su gestión"

Alonso y Hamilton durante el GP de Mónaco de 2007 ROBERT PRATTA

Sin embargo este no ha sido el último enfrentamiento de este tipo entre ambos. Por ejemplo sin ir más lejos en 2021 ya tuvieron sus más y sus menos, aunque lucharan por objetivos diametralmente opuestos. Los espectadores de la Fórmula 1 vivieron un duelo entre ambos campeones del mundo propio de la década anterior. No hay dudas del talento de Hamilton y de Alonso y cuando ambos tienen ganas de luchar y competir, las chispas saltan en la pista y no solo por el roce de los monoplazas contra el asfalto.

Hungría 2021 dejó una bonita batalla entre ambos cuando Alonso aguantó durante varias vueltas a Hamilton. El asturiano, con un Alpine mucho más lento que el Mercedes, mantuvo a Hamilton por detrás evitando que su remontada hacia la primera plaza fructificase y, a su vez, dándole la primera victoria de su carrera a su compañero Esteban Ocon. En aquella ocasión el propio piloto de Mercedes se quejó por radio de las maniobras de Alonso. "¡Es peligroso hacer eso a estas velocidades!", clamaba Hamilton por radio a su equipo.

El español le contestó tras la carrera, de nuevo, en el micrófono de DAZN: "Cometía siempre los mismos errores en las últimas tres curvas y no conseguía adelantarme, pero sabía que cada vuelta que pasaba atrás era oro para la victoria".