El impuesto desconocido por el que te ha bajado la nómina

¿A ti también te ha bajado el dinero que recibes en la nómina de enero? Tiene mucho que ver con el IRPF. Te explicamos el motivo

La famosa cuesta de enero es un dolor de cabeza para muchas familias por varios motivos. Toca volver al trabajo tras unos días de vacaciones; pagar unas facturas desproporcionadas por regalos, fiestas o recibos; o por el descenso generalizado de las nóminas. ¿A ti también te ha bajado el dinero que recibes en la nómina de enero o de febrero? Tiene mucho que ver con el IRPF. Te explicamos el motivo.

Lo primero es decir que no a todo el mundo le baja, ya que a unos pocos incluso les aumenta la cuenta unos eurillos más. Esto es cosa de un mes y no debe afectar a los posteriores. Hay quien ve cómo le ingresan una cantidad casi imperceptiblemente menor, pero otros ven cómo les supone un azote de cientos de euros. Incluso en nóminas medianas.

Impuestos añadidos del Gobierno

No es capricho de la empresa... aunque efectivamente puedan cometer errores desde RRHH. Se debe a una obligación del Gobierno que lleva a retener a sus trabajadores un porcentaje de la nómina en función de la tabla del IRPF que pone la Agencia Tributaria a disposición de los empleadores. Se tienen presente varios factores, como el salario bruto o las circunstancias personales de cada uno (tener un nuevo hijo, tener dependientes a tu cargo o aplicarte alguna deducción). En este caso, tu retención extra de IRPF variará de manera sustancial.

Tu empresa calcula el importe bruto que considera que debes pagar a Hacienda como concepto de IRPF y bien te lo puede descontar de tu nómina de manera prorrateada o de golpe. Es decir, que te quite un poco cada mes durante todo el año o darte un azote en enero y listo. La Banca, en este caso el Estado, siempre gana... así que haz correctamente tu Declaración de la Renta Tributaria y procura que Hacienda te devuelva la máxima cantidad posible de tu dinero.