La hierba milagrosa que baja el colesterol y quema tu grasa corporal

Muchas veces la solución no está en fármacos complejos ni en raros alimentos exóticos sino en plantas aromáticas de toda la vida

El colesterol alto es un problema de salud común que puede tener graves consecuencias para nuestro cuerpo si no se trata adecuadamente. Se trata de una sustancia grasa que se produce en el hígado y se encuentra en ciertos alimentos. Nuestro cuerpo necesita colesterol para producir hormonas y mantener las células saludables, pero cuando tenemos demasiado en la sangre, puede acumularse en las paredes de nuestras arterias y causar problemas de salud.

Los riesgos del colesterol alto incluyen enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y otros problemas de salud graves. Cuando el colesterol se acumula en las paredes de nuestras arterias, puede estrecharlas y hacer que el flujo sanguíneo sea más difícil. Si las arterias se bloquean por completo, puede ocurrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Cómo combatir el colesterol alto

Afortunadamente, hay muchas maneras de combatir el colesterol alto. Una de las formas más efectivas es cambiar nuestra dieta. Al reducir la cantidad de grasas saturadas y trans que comemos y aumentar la cantidad de fibra y proteínas magras, podemos reducir nuestro colesterol y mejorar nuestra salud en general.

Además de cambiar nuestra dieta, también es importante hacer ejercicio regularmente. El ejercicio puede ayudar a reducir nuestro colesterol y mejorar la salud de nuestro corazón y sistema circulatorio en general. La mayoría de los expertos recomiendan hacer al menos 30 minutos de ejercicio moderado al día para mantener una buena salud.

Llevar una vida saludable es necesario

Otras formas de combatir el colesterol alto incluyen dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol y tomar medicamentos recetados para reducir el colesterol. Si tienes colesterol alto, es importante hablar con tu médico para determinar cuál es la mejor manera de abordar tu problema de salud.

El colesterol alto es un problema de salud grave que puede tener consecuencias negativas para nuestro cuerpo. Afortunadamente, hay muchas formas de combatir el colesterol alto, incluyendo cambios en la dieta, ejercicio regular, dejar de fumar y tomar medicamentos recetados. Al hacer cambios positivos en nuestro estilo de vida, podemos reducir nuestro colesterol y mejorar nuestra salud en general.

Una hierba aromática de toda la vida que te ayudará

Hay muchos superalimentos y medicamentos que, ojo, también son de ayuda. Pero muchas veces la solución se encuentra realmente en los remedios de toda la vida. Hay una hierba aromática tradicional como el tomillo que tiene excelentes propiedades para bajar el colesterol y quemar tu grasa corporal.

Los romanos fueron los primeros que utilizaron esta planta como medicamento y en la Edad Media se consolidó como remedio contra la tos. Ahora hay soluciones más específicas para ello pero se le atribuyen propiedades contra más problemas de salud:

  • Articulares
  • Circulatorios
  • Cutáneos
  • Digestivos
  • Dolor muscular
  • Respiratorios

La ventaja del tomillo en la lucha contra los altos niveles de colesterol se encuentra en sus cualidades antimicrobianas, expectorantes, antioxidantes y antiinflamatorias, que protegen al organismo de los radicales libres. Éstos son causantes del envejecimiento, las inflamaciones, el cáncer, los problemas cardiacos o la diabetes. Y lo más importante, tiene un impacto positivo en la salud cardiovascular, ayudando a reducir los niveles altos de colesterol en sangre. Así lo ratifica la Universidad de Illinois.

Así puedes consumir tomillo

El tomillo es una hierba aromática y medicinal muy valorada en la gastronomía y la medicina natural. Su sabor intenso y aromático hace que sea un complemento perfecto para platos de carne, pescado, verduras y legumbres.

Existen diferentes maneras de consumir tomillo, por ejemplo, se puede utilizar como condimento en la cocina, agregando las hojas frescas o secas al final del proceso de cocción para realzar el sabor de los alimentos. También se puede preparar como infusión, hirviendo agua y añadiendo una cucharada de tomillo seco. Esta infusión puede ser útil para aliviar la tos y otros problemas respiratorios.

Otra forma de consumir tomillo es en aceite esencial, pero se debe tener precaución, ya que el aceite esencial de tomillo es muy concentrado y puede causar irritación en la piel o el sistema respiratorio si se usa en exceso.

En resumen, el tomillo es una hierba versátil y saludable que puede ser consumida de diferentes maneras, tanto en la cocina como en la medicina natural. Es importante consumirlo con moderación y consultar con un profesional si se tiene alguna duda sobre su uso.