El sorprendente motivo por el que Harvard pide que no te duches todos los días

Los expertos de la universidad revelan que bañarse abusivamente puede ser perjudicial para la piel y el cabello y explican cómo deberíamos ducharnos

Harvard es una de las universidades más prestigiosas del mundo. Fundada en 1636 en el estado de Massachusetts tomando el nombre del clérigo John Harvard, ya acumula casi cuatro siglos de difusión de la sabiduría en las ciencias y las artes. Durante todo este tiempo ha sabido mantenerse a la vanguardia.

Son muchos los personajes públicos de éxito que se han formado en sus aulas. Desde personalidades de la tecnología como Bill Gates o Mark Zuckerberg hasta presidentes de los Estados Unidos como Barack Obama, George W. Bush o las familias Kennedy y Roosevelt... pasando por famosos del cine como Natalie Portman o del deporte como Matt Fitzpatrick.

Además de preparar a los alumnos para su futuro laboral, Harvard también ayuda a ciudadanos de todos los lugares y edades. A través de elaboradísimos estudios científicos y sociales la universidad sigue a la vanguardia en el mundo de la investigación y es de gran ayuda para diversos aspectos de la vida.

Harvard sorprende recomendando... ¡que no te duches a diario!

Los estudios a veces llevan a conclusiones inesperadas. Es el caso de la última recomendación de la universidad norteamericana. Normalmente nadie se plantearía si hay que debatirlo o no, pero los expertos de Harvard nos piden que no nos duchemos todos los días. Y no es por un asunto de ahorrar agua sino por nuestra propia salud.

Lo habitual es activarse por las mañanas con una buena ducha antes de ir a trabajar, o pasar por ahí para asearse después de hacer deporte. Incluso está la opción de darnos un baño, que es más relajante. Todo ello para acabar con los malos olores y tener un buen aspecto pero, sobre todo, por nuestra propia higiene al acabar el jabón con determinadas bacterias.

Abusar de algunos productos puede ser perjudicial

No se trata del agua, sino del champú, el gel, el acondicionador... pues son productos que contienen elementos químicos que podrían dañar a la piel o el pelo si se utilizan en exceso. Por eso hay que encontrar el punto medio entre la higiene básica y el abuso: no, Harvard no te está pidiendo que vayas por la vida oliendo a humanidad.

Bañarse muy a menudo y durante mucho tiempo puede irritar la piel e incluso dar lugar a picor e infecciones. Por tanto, no es recomendable que te duches más de una vez al día si no has sudado e incluso ese típico día que no vas a salir de casa Harvard desliza que no es necesario que te bañes. De hecho, su propuesta es de cuatro veces por semana. Eso sí, debes cambiarte de ropa para no acumular suciedad y células muertas. Faltaría más.

Así deberías bañarte según Harvard

Los expertos de la universidad añaden cómo deberían ser nuestras duchas. Nos piden que seamos rápidos para evitar una alta exposición y lo hagamos en apenas tres minutos, frotando las axilas y la ingle. El agua debe estar tibia y el uso de champús y jabones, siempre antibacterianos, lo más reducido posible.