En la previa del encuentro entre Chelsea y Norwich, Lukaku contó cómo de joven analizaba sus partidos. Los padres del delantero belga no podían acudir a sus partidos y filmarlos, de modo que Lukaku desarrolló la capacidad de recordar punto por punto lo que sucedía en cada partido.

Esta capacidad de memoria la ha trasladado al profesionalismo, Lukaku cuenta que cuando falla es capaz de ver dónde está el error: "Si fallo un disparo puedo saber perfectamente donde he cometido el error. Me doy cuenta si es en algún paso, en el posicionamiento del cuerpo o en lo que sea".

Después de la victoria en Malmö, se supo que Lukaku puede hablar hasta 8 idiomas, algo que el belga matizó humildemente: "El alemán lo entiendo un poco y el neerlandés y el flamenco son muy parecidos".

En el partido de Champions, Lukaku sufrió una torcedura de tobillo que lo dejará fuera de los terrenos de juego por un mes. Por ahora el Chelsea no ha notado su ausencia, en el partido de liga posterior, los blues ganaron por un contundente 7-0 al Norwich.