El Atlético de Madrid cayó eliminado de la Champions League en uno de los finales más dramáticos que se recuerdan. El conjunto colchonero necesitaba ganar al Leverkusen para seguir vivos en la competición, sin embargo, no consiguió pasar del empate. Un penalti pitado a favor de los locales cuando el partido se había acabado podría haber salvado a los atléticos, pero Carrasco falló su lanzamiento y el rechace lo estrelló Saúl contra el larguero.

Un día después de la eliminación, se filtraron unas imágenes de Joao Félix en las que se le veía de fiesta tras el partido, algo que no ha sentado bien entre el club y los aficionados. A pesar de todo el revuelo, Simeone no ha querido darle mucha importancia a lo sucedido y ha dicho en rueda de prensa que no iba a opinar sobre la vida privada de sus jugadores.

"Nada que opinar sobre su vida privada. Si tengo algo que decirle se lo diré a él personalmente. No hablo de Joao, de Rodrigo o el que sea, eso lo trato de manera privada”. Estas han sido las palabras del entrenador colchonero, que no está viviendo su mejor temporada al frente del club. El argentino está más cuestionado que nunca y ha zanjado los rumores sobre una posible marcha del Atlético.

Joao Félix en el banquillo EFE

Joao Félix pierde protagonismo con el Cholo

El jugador portugués está viviendo una de sus temporadas más difíciles en el Atlético de Madrid, y es que tan solo ha disputado 54 minutos en los últimos 8 partidos y no es titular desde el pasado 18 de septiembre en el derbi ante el Real Madrid. Además el delantero rojiblanco todavía no ha marcado gol esta temporada, un dato que no es nada halagüeño para el portugués.