Más cambios en el organigrama deportivo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Tras la destitución de Luis Enrique como seleccionador nacional absoluto del equipo masculino, Luis de la Fuente ha sido nombrado como su sucesor. Sin embargo este no ha sido el único anuncio del organismo presidido por Luis Rubiales. La RFEF ha iniciado un "proceso de reestructuración" que también apartará de su cargo al hasta ahora director de la Selección. Así pues José Francisco Molina dejará la federación en enero de 2023 y su sustituto será Albert Luque.

Según el comunicado de la propia RFEF esta ha decidido "no renovar" el contrato de Molina al igual que con Luis Enrique horas antes. Dos cambios importantes en la estructura deportiva del equipo nacional, después de la inesperada eliminación contra Marruecos en el Mundial.

Molina fue nombrado Director de la Selección en 2018 después del Mundial de Rusia cuando su antecesor, Fernando Hierro se tuvo que hacer cargo del equipo por la destitución de Julen Lopetegui días antes del debut en esa Copa del Mundo. Ahora será Albert Luque el encargado de supervisar el nuevo rumbo que ha decidido la RFEF y Rubiales para España. El catalán fue internacional como jugador en 17 ocasiones

Este es el comunicado de la RFEF:

La Selección Nacional afrontará una reestructuración con un nuevo modelo de gestión en la parcela deportiva tras la decisión de José Francisco Molina de no renovar su contrato y dar por finalizada su etapa en la RFEF después del Mundial de Catar para dar paso a un nuevo proyecto deportivo. 

Albert Luque será el nuevo director de la Selección Nacional. Francis Hernández, que se mantendrá como coordinador de las selecciones inferiores, será su adjunto. José Francisco Molina abandonará la dirección deportiva a comienzos de 2023.

Molina llegó a la RFEF en 2018. Bajo su gestión, la selección nacional consiguió alcanzar dos Final Four de la UEFA Nations League y unas semifinales de la Euro 2020. Como director deportivo y responsable de todas las selecciones masculinas, también conquistó un europeo sub-21, un europeo sub-19 y una medalla de plata olímpica en Tokio 2020, entre otros éxitos. 

Tras el Mundial de Catar, afrontará nuevos retos profesionales. La RFEF agradece a Molina su profesionalidad, su trabajo y su compromiso con el crecimiento de la Selección y del fútbol español.