La decisión tomada por el colegiado catalán Xavier Estrada Fernández de presentar una querella criminal contra José María Enríquez Negreira y su hijo, Javier Enríquez Romero, por un presunto delito de corrupción deportiva o fraude deportivo, ha generado polémica dentro del colectivo arbitral. El excolegiado vasco Iturralde González se mostró muy molesto en el día de ayer durante su intervención en El Larguero de la Cadena Ser.

"Bastante estamos aguantando el colectivo arbitral esta semana para que encima un 'Robin Hood' venga a buscar beneficio personal a cambio nuestro" aseguró Iturralde en la noche de ayer.

Además también pidió tanto a Estrada Fernández como a su abogado, Jorge Culleré, que se encontraba también en el programa, que no hablen en nombre del colectivo arbitral. El vasco le preguntó a Culleré: "Con cuántos árbitros en activo ha hablado antes de interponer esta demanda". Y concluyó: "De los 20 árbitros en activo, dudo que haya uno que haya felicitado a Estrada, y dudo que haya algún otro que presente una querella".

El abogado del colegiado catalán defendió en el programa la postura de su representado y aseguró: "Él es árbitro, pero siente la necesidad de defenderse a sí mismo y al colectivo. A él no le compete la cuestión del club, para eso ya existen otros organismos. Él no tiene que interferir en el normal desarrollo de la competición".