Llegó la hora de la verdad. Tras una gran temporada regular en la liga, el Levante UD puede certificar este domingo su clasificación matemática para la próxima UEFA Women’s Champions League. Palabras mayores. El conjunto de María Pry necesita ganar al Athletic en Buñol para hacer realidad el sueño: el levantinismo podrá volver a ver a su equipo femenino competir en Europa, algo que no sucede desde la 08-09. Sería la cuarta participación histórica del Levante en una competición continental (también las campañas 01-02 y 02-03), si bien con el nuevo formato sería la primera vez.

Las levantinistas lo merecen después de completar un gran año en la competición doméstica y tras quedarse a las puertas de ganar un título, primero la Supercopa de España y luego, la Copa de la Reina. El conjunto granota nunca bajó los brazos tras sendas decepciones y siguió ‘remando’ en la liga.

Este domingo, el sueño puede hacerse realidad, pero está prohibido relajarse. El Levante es tercero con ocho puntos más que la Real Sociedad y con tres jornadas por disputarse; incluso un empate valdría si las donostiarras no ganan. Pero la fiesta está asegurada con un triunfo. Concentración y confianza son las claves entre las granotas, más si cabe después de la experiencia en Butarque con la Copa de la Reina.

Confianza tras la Copa

Nunca antes perder una final dejó tan buen sabor de boca, ya que fueron capaces de poner contra las cuerdas al imparable Barça con una gran reacción en la segunda mitad. Jugar a ese nivel es el camino hacia el éxito. Y la experiencia del torneo del KO dará a las granotas la confianza necesaria para poner el broche al curso con el objetivo Champions y para seguir en la pelea por el segundo puesto con el Real Madrid. Las blancas se enfrentarán a la Real Sociedad en casa y a la misma hora.

Doble objetivo

«Queremos sellar nuestro objetivo lo antes posible», expresó María Pry en la previa. «Después con todas las fuerzas vamos a pelear por la segunda posición, aunque ahora mismo no dependamos de nosotros. No bajaremos los brazos», añadió. A su vez, la entrenadora explicó que si consiguen ganar y el billete definitivo a Europa lo celebrarán con «mucha humildad y con los pies en el suelo» y destacó la actitud del equipo durante todo el curso. «Será un momento de alegría tras el trabajo realizado todo el año», zanjó.