Mehdi Nafti sabe que el partido frente al FC Andorra no debe ser uno más. Tras dos jornadas consecutivas sin ganar ni tampoco marcar, se afronta un duelo contra un recién ascendido al que, sin embargo, lo catalogó como "difícil y distinto". "Hay que quitarles el balón y saber cómo utilizarlo", agregó el entrenador.

A pesar del balance actual de 10 de 21 puntos posibles, sobre el que "nadie firma esta puntuación", también fue contundente respecto a que "no vamos a tirarlo todo por la basura". Nafti confió plenamente en el trabajo realizado y en sus jugadores, invitando a que "se quitaran la mochila de encima" y esperando que "la responsabilidad no les pese. No obstante, veo el futuro con optimismo".

A pesar de que semanas atrás el responsable del banquillo del Levante UD no era partidario de los baches emocionales, supo que es momento donde también toca empatizar con la afición. Por este motivo, comprendió que «si te pones en la piel del aficionado, del que lo sufre, yo estaría igual». Sin embargo, aunque «la gente espera resultados cuanto antes», Nafti debía analizar esta situación desde la parte que le corresponde como entrenador y su plantilla le seguía transmitiendo «tranquilidad».

Ahora lo importante para él no era la forma en cómo sumar, sino obtener resultados. «Tú convences ganando, lo que importa son los puntos. Mañana será un partido distinto porque el Andorra no cambiará su forma de jugar», señaló.