12 de enero de 2019
12.01.2019

Con todos y a por todas

Después del 2-1 al Barça, como retaba Paco, «¿por qué no ganar en el Wanda?»

12.01.2019 | 19:50
Con todos y a por todas

En lo más alto de la cuesta de enero, pararse siquiera un momento para respirar resultaría contraproducente. Supondría perder la inercia ascendente que aportó el triunfo ante el Barça antes de afrontar el duelo ante otro equipo de 'categoría especial'. El Levante no tiene otra opción que mirar hacia adelante, por filosofía y también por necesidad, pues los equipos de la zona baja han despertado y los de la zona europea lo harán antes o después. «¿Por qué no se puede ganar en el Wanda», retaba ayer Paco López, cuya gestión de esfuerzos entra en otra dimensión en el entreacto de la eliminatoria copera.

El de Silla viajó con todo a Madrid. Literalmente. Ha convocado a los 22 disponibles, pues Luna y Samu García no tienen el alta médica mientras que Postigo cumplirá sanción. Se tendrán que quedar en la grada cuatro futbolistas, incluido alguno de los que tuvieron protagonismo en el choque ante los culés, porque la alineación será casi totalmente distinta. Será la de LaLiga Santander, pues pensar en el Camp Nou sería un suicidio.

Toño, Róber, Bardhi, Roger y Vukcevic descansaron el jueves para encarar con las piernas frescas la cita más exigente, físicamente hablando, de todo el campeonato. El Atlético de Simeone, no es nada nuevo, tira de músculo y juega al error ajeno gracias a la escasez de los propios: es el equipo menos goleado, con 13 tantos repartidos en diez duelos distintos. Ha marcado cuatro menos que los de Orriols, pero va segundo. Oier, cuestionado por su actuación ante el Girona -e indirectamente por la sobresaliente de Aitor en Copa-, tendrá que dar lo mejor de sí para replicar la eficacia probada de los rojiblancos.

La presencia del pivote montenegrino en el once atiende a las exigencias del guion, a su leve mejoría y al cansancio acumulado por Rochina y Campaña hace poco más de 48 horas. El sevillano repetirá, entre otras cosas, porque sin él no se entiende al Levante de Paco López. El entrenador mantiene su apuesta por el 3-5-2, con las bandas ocupadas en solitario por Jason y Toño. Las apariciones del gallego, que sí entrase el jueves al campo en la recta final, se ha convertido en otro de los argumentos ofensivos granotas con este sistema. Simeone destacaba ayer su aportación, como la de Morales «por donde caiga». En este caso, como la mayoría en lo que va de curso, el Comandante actuará en ataque junto a Roger.

Hasta tres de los cinco defensas titulares, contando alos carrileros, llegan al Wanda apercibidos de sanción por acumulación: Róber, Chema y Toño. Sin embargo, el peligro de Griezmann y Correa obliga a no guardarse nada con vistas al partido de dentro de una semana contra el Valladolid, teórico rival en el objetivo de la permanencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook