04 de julio de 2019
04.07.2019

"No había nada que esconder"

Paco López coincidieron en la calle al salir de la clínica y esto lo que ocurrió

04.07.2019 | 15:16
"No había nada que esconder"

El primer día de pruebas médicas en el Levante UD antes del inicio de pretemporada ha estado marcado por unas fotos de Paco López y Roger captadas por los medios gráficos que como SUPER se encontraban presentes a las puertas de la Clínica IVRE. En algunas de ellas se ve al entrenador gesticulando de manera fuerte ante el delantero, lo que ha dado pie a interpretaciones y suspicacias alimentadas por la difícil relación entre ambos desde la pasada temporada. En otras imágenes, por contra, la actitud de ambos es natural y calmada. Esta es la secuencia completa.

Roger, máximo artillero del equipo con 13 goles y con el gatillo listo para la 19/20, no digirió su rol de suplente en favor de Mayoral y eso provocó un distanciamiento que ha dejado su continuidad en el aire debido a la cláusula de su contrato por la cual el club tiene que escuchar ofertas de traspaso a partir de 12 millones de euros o en su defecto subirle el sueldo. En redes sociales su última publicación también ha dado que hablar a este respecto: "Dueño de mi destino".

Pese al trasfondo de la situación, la realidad es que la charla entre ambos de este jueves ha sido totalmente fortuita y para ninguna de las partes implicadas incluyendo a club, técnico y futbolista, responde al calificativo de discusión. "No había nada que esconder", coinciden las fuentes consultadas, las cuales confirman también que dentro de la clínica el técnico ha estado hablando en términos similares con otros jugadores y que la única diferencia con la charla con Roger es que esta se ha producido cuando ambos han coincidido en la calle, justo a la salida del recinto médico.

Que Paco López y Roger, en contra de lo que se ha especulado, no hayan discutido, tampoco esconde que la relación entre ambos sigue en el ojo del huracán después de que la pasada temporada, aunque de manera privada, ambos tuviesen varios encuentros míster-jugador en los que sí que se hablaron fuerte y a la cara. Como ha sido público en varias ocasiones por sus gestos de disconformidad en el banquillo o al bajarse del bus en los partidos en los que no iba a jugar, Roger se considera víctima de una injusticia deportiva por su condición de suplente tratándose de uno de los mejores goleadores nacionales de la pasada temporada.

El técnico, por su parte y sobre todo a partir del punto de inflexión de la derrota en Mestalla y el cambio de sistema, le ha tratado de hacer ver que su rol en el equipo tras haber renovado hace un año continuaba siendo importante pero que para el equipo el delantero titular en ese momento debía ser Mayoral, autor por contra de sólo tres goles en LaLiga y dos en Copa pero con mejores números en otras facetas. La situación del campeón de Europa sub-21, al que se confía en retener otra temporada cedido, se ha usado precisamente a nivel interno como un ejemplo de cómo gestionó su suplencia en la primera parte de la temporada y de cómo elevó la competencia en la delantera.

Respecto a su relación con Manolo Salvador, quien a ojos del jugador y su entorno no confió en él durante su anterior etapa, el actual secretario técnico ya aclaró en este video cuál es su postura sobre Roger: "En mi época anterior se iba cedido pero sin desvincularnos nunca de él. Hacía la pretemporada y el entrenador era el que nos comunicaba que no iba a tener minutos. Así que confiábamos en él y sabiendo que se trataba de un diamante en bruto lo renovábamos y lo cedíamos. Roger ha metido 13 goles, es un jugador importante para el club y contamos con él. Pero tiene que competir cuando juegue y cuando no. Por mi parte, no hay duda: que se quede".

Sin embargo, Manolo tampoco se tapa los ojos: "También hay una realidad evidente y es que no ha estado cómodo con su situación deportiva. Y es algo que entiendo porque siendo el máximo goleador, cada vez que salía era casi un gol asegurado. Sin embargo, siendo uno de los capitanes, ese rol lo tiene que asumir juegue o no juegue. Es un activo importante para el club y que nos va a ayudar. Pero, si no está cómodo, el club tomará la decisión que tenga que tomar, porque los jugadores sabemos que juegan donde quieren".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook