02 de diciembre de 2019
02.12.2019

El Coliseum rescató los puntos débiles del Levante

El conjunto granota tiene un patrón definido en muchos de los goles recibidos esta temporada en Primera

02.12.2019 | 20:24
El Coliseum rescató los puntos débiles del Levante

El Levante se marchó del Coliseum Alfonso Pérez con cuatro goles y una tendencia clara: el balón parado. Fue uno de los problemas del conjunto granota y no solo en Getafe, ya que tanto la temporada pasada como en esta ese ha sido uno de los problemas más comunes junto al de los centros laterales. La mayoría de los goles han llegado de esta manera y eso señala de lleno en un caso a la concentración del bloque en las ABP (acciones a balón parado) y a los centrales sobre todo en el de los balones llegados por fuera en dirección al área. Repasando de hecho los 21 tantos que ha recibido el equipo se percibe que por el centro casi no han llegado situaciones de peligro y las que así han sido las ha resuelto Aitor Fernández sin mayores problemas.

Todo comenzó pronto. Apenas se sumaban unos minutos de competición y ya llegó el primer gol en contra a balón parado. En Vitoria, contra el Alavés, Joselu hizo el 1-0 en un córner y lo cierto es que en un choque controlado, en el que no se sufrió en defensa y se tuvo alguna ocasión en ataque, terminó con derrota y sin ningún premio. Con el paso de las jornadas esa situación cambió. El equipo mejoró en los saques de esquina y ya no solo por los goles recibidos, sino por las sensaciones. Hasta que llegó el partido contra el Espanyol en casa. El encuentro que marcó un antes y un después en la temporada se perdió en un córner que remató Bernardo. El siguiente choque en casa fue ante el Barça y un penalti de Messi puso por delante al cuadro culé, mientras que contra el Athletic un córner acabó en remate de Ander Capa para tirar por tierra el trabajo defensivo del equipo en San Mamés. Después de todo eso llegó Getafe y un día para olvidar. O mejor dicho, quince minutos para olvidar.

Al margen de esa situación defensiva, la de los centros laterales se convierte en otra asignatura pendiente. Los centrales están teniendo verdaderos problemas para achicar ese tipo de balones, tanto si son llovidos como si son más tensos. Y lo cierto es que parece complicado corregir ese tipo de situaciones, ya que es una herencia que se viene repitiendo de otras temporadas. Madrid, Real Betis o Athletic han sido algunos de los que se han aprovechado, todos ellos lejos del Ciutat de València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook