20 de mayo de 2020
20.05.2020
Superdeporte

Morales, la única operación abierta en el Levante

Fase de standby hasta el desenlace de LaLiga y a la espera de concretar el próximo presupuesto

20.05.2020 | 20:40
Morales, la única operación abierta en el Levante

Morales y punto. Al menos de momento. El Levante UD, más allá de la renovación apalabrada con el capitán, no va a hacer más movimientos de mercado. A plazo corto, evidentemente. La postura del club es aguantar hasta que sepa de cuánto presupuesto dispone para la primera plantilla la próxima temporada. Sin embargo, la renovación del capitán está fuera de toda duda.

Los ingresos que faltan de la televisión sólo llegarán si se termina LaLiga pero nadie está en condiciones de garantizar que las 11 jornadas que faltan se disputarán sin rebrotes. En Orriols ni siquiera está claro aún si el equipo va a jugar sus partidos como local o de prestado. La decisión está pendiente del Consejo.

Quitando a Malsa y Son, ya fichados, el resto de operaciones están congeladas. Aunque se pongan a tiro, no hay previstas más incorporaciones de jugadores libres. Tampoco traspasos, entre ellos los de delanteros como Guirassy o Dkitté. Sobre ambo shay informes positivos pero económicamente se disparan.

El club viene de rebajar los salarios de sus jugadores y es evidente que la 'nueva normalidad' impondrá un mercado también muy distinto. Los agentes también están parados y la reactivación llega a cuentagotas, sobre todo desde ligas exóticas. Los cálculos apuntan a que todo se hará a última hora. Esta vez más que nunca.

Rochina y Monterde

El Levante ha ampliado esta semana el contrato del canterano Monterde, cuyo futuro puede pasar por una cesión. Sin embargo, en el primer equipo no hay novedades reales ni nada apalabrado con la excepción del capitán Morales (27 partidos, 2 goles). Su contrato termina en 2021 y la crisis del COVID-19 no va a cambiar los planes.

El club va a respetar el acuerdo verbal para renovar su contrato después de aplazarlo hace un año por las limitaciones con el fair-play financiero. El plan deportivo pasa por su continuidad, si bien todo apunta a que su rol dejará de estar en la delantera. La idea es encontrarle otro acompañante a Roger una vez parece claro que la etapa de Mayoral toca a su fin.

Otro futbolista en la lista de espera es Rochina, también en su último año de contrato. Con él no hay nada en marcha ni existe un acuerdo de palabra, si bien la opinión de los técnicos es favorable a su continuidad, ya que lo ven más asentado en el equipo (19 partidos, 4 goles). La actual estaba siendo una de sus mejores temporadas.

Con Bruno, que acaba en junio, tampoco hay una decisión tomada. Hay cuatro centrales con contrato en vigor: Vezo, Postigo, Duarte y Róber Pier. En caso de renovarlo, a menos que se encuentre una salida para Duarte, serán cinco. Tampoco continuará Iván López, pese a que el club planea ofrecerle soporte después de su calvario de lesiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook