12 de septiembre de 2020
12.09.2020
Superdeporte
#SUPERDerbi

Róber y De Frutos vienen pidiendo pista con fuerza

Las lesiones condicionan el once inicial azulgrana para Mestalla

12.09.2020 | 23:35
Róber y De Frutos vienen pidiendo pista con fuerza

Róber Pier y De Frutos han sido cada uno por la parte que le toca las auténticas revelaciones del Levante durante la pretemporada. Tanto es así que a base de buenas actuaciones incluso podrían tener como recompensa la titularidad. El central, que volvió a jugar a última hora, ha estado muy entonado tras un curso en blanco. Y el extremo, que viene de destacar con el Rayo en Segunda, ha sido la gran sorpresa por las buenas maneras que se le han visto y su dosis de desequilibrio por banda. En un once condicionado a las primeras de cambio por las lesiones de futbolistas tan importantes como Rochina y Roger más la que ha tenido en jaque a Vezo, los dos llevan números para ser protagonistas. A ello hay que sumar que Bardhi y Vukcevic vienen de una semana de selecciones y que con los fichajes lo que se ha conseguido es aumentar el fondo de armario antes que las alternativas para el equipo inicial.

Vezo ha estado en el dique seco desde antes del amistoso contra el Valencia en Pinatar por culpa de una rotura de cuádriceps. Precisamente en su ausencia es cuando a Róber se le ha visto en mejores condiciones. Tal y como se demostró después de tres cesiones al quedárselo en propiedad tras un tira y afloja con el Dépor, para el Levante es una apuesta de presente y su recuperación es la mejor de las noticias. A Paco López le gusta mucho de él su posicionamiento y salida de balón y lleva muchos mercados, de ahí que no se haya fichado a ninguno, insistiendo en que no es fácil encontrar a un central de nivel superior. De hecho es lo que piensa de los cuatro que hay en nómina, incluido el costarricense Duarte, otro que ha salvado el corte por esa misma circunstancia. Debido a las necesidades del momento, Duarte llegó a jugar infiltrado y tuvo la desgracia la pasada temporada de lesionarse en su mejor momento. Las peculiares condiciones del actual plazo de fichajes y su rendimiento en pretemporada han hecho el resto para que se gane un sitio en la plantilla y que además tenga protagonismo. Una de las posibildades es que Sergio Postigo, que ha arrastrado molestias, la ceda el testigo.

Fichajes a distinta velocidad

La presencia de De Frutos es el otro gran aliciente que puede deparar un once sin otras caras nuevas que la suya. Bardhi sería el damnificado por la efervescencia del extremo, un perfil de futbolista diametralmente distinto, encarador y explosivo. Con él se ganaría en profundidad por banda. La aclimatación del resto de los fichajes va a otro ritmo: Miramón conserva su ventaja sobre Son, Malsa ni está ni puede todavía y la irrupción de Dani Gómez ha sido más pausada. Pese a la lesión de Roger, Morales parece fijo y a su lado podría repetir un Sergio León dispuesto a apurar las últimas oportunidades que se le presentan.

A diferencia del Valencia, que ha perdido a cinco de sus referencias y no suma ninguna cara nueva, la apuesta del Levante está siendo la continuidad, si bien es cierto que todavía faltan tres semanas para el cierre del plazo. El problema gordo lo tiene evidentemente Gracia para hacer un once, pero es curioso que para Paco haya sido un problema desconocer a qué va a enfrentarse.

Pese a que los problemas con el fair-play no le han abandonado ni siquiera después de las jugosas ventas de Moses Simon al Nantes y de Cabaco al Getafe el pasado febrero, del Ciutat no ha volado ninguno de los jugadores que estaban en boca de todos. Ni el club los ha puesto en el mercado ni tampoco ha recibido ofertas oficiales y firmes por ellos. Así que la continuidad de Aitor, Campaña y Bardhi es la apuesta granota, capaz de alinear pese a los contratiempos un once muy reconocible. Sobre todo en la medular, la zona con una mayor afluencia en calidad y cantidad de jugadores.

Mayoral, curiosamente uno de los posibles refuerzos en lista de espera para el Valencia, es el único al que se echa en falta de la plantilla de asiduos durante las dos últimas temporadas. En el post-confinamiento dio su mejor nivel, aunque a un año de acabar contrato con el Madrid económicamente se escapa. Con la boca pequeña nadie renuncia a él, pero es el único de los tenores de Paco que se ha marchado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas