El 'efecto Fonteta' vuelve a funcionar y el Valencia Basket consolida su octava plaza y su presencia en el playoff tras derrotar al Surne Bilbao Basket por 95-88, en un partido marcado por el acierto en los triples y por un buen último cuarto de los locales, con hasta siete jugadores superando la barrera de los 10 puntos.

De nuevo sin Jared Harper tras el regreso de James Webb III, Mumbrú apostó de inicio por un quinteto con Hermannsson, Radebaugh, el propio Webb, Jasiel Rivero y Dubljevic. El islandés va cada día a más y no tardó en demostrar que quería aprovechar la confianza del técnico. Y es que tras unas primeras canastas de los interiores taronjas, encadenó dos triples y 8 puntos casi consecutivos para abrir el festival anotador desde la línea de 6,75.

Martin Hermannsson, titular en el partido ante el Surne Bilbao Basket

Entre ambos equipos sumaron 10 triples en el primer cuarto y seis de ellos fueron de manera consecutiva, con Tsalpouris como principal amenaza del Bilbao Basket. Hermannsson, sin embargo, encontró también el apoyo de Dubljevic y Evans en el tiro exterior, mientras Jasiel, Webb y Alexander iban haciendo daño también en la pintura.

Con 25-22 arrancó el segundo cuarto, en el que incluso lograron mejorar sus porcentajes de tres los locales, hasta el punto de estar más acertados en tiros de tres que de dos. Evans, Jones en dos ocasiones y Josep Puerto sumaban de tres en tres al inicio y fueron claves para llegar a un esperanzador 47-36. Un festival de triples al que se sumaron Radebaugh y Webb III, para llegar al descanso 53-47 y con hasta siete jugadores taronjas anotando desde más allá de la línea de 6,75.Sólo Claver y Millán Jiménez llegaban al descanso sin minutos.

19

Valencia Basket - Surne Bilbao Basket Francisco Calabuig

Bache en el tiro exterior

Los porcentajes de tres bajaron en la reanudación de manera sorprendente con un 0 de 3, pero unos buenos minutos de Jasiel y de Webb permitieron mantener una ventaja próxima a los diez puntos pese a haberse puesto 56-52 tras cinco puntos seguidos de Smith. Eso sí, mientras los locales empeoraban sus porcentajes exteriores, los del homenajeado Ponsarnau los mejoraban, hasta el punto de encadenar tres con Anderson y Reyes que pusieron el 69-67. Solo dos tiros libres de Puerto permitieron afrontar el último cuarto con cuatro puntos de ventaja (71-67).

Jaume Ponsarnau, homenajeado en La Fonteta por su pasado en el Valencia Basket Francisco Calabuig

Reacción en el último cuarto

A pesar de lo ajustado del marcador, los locales supieron mantener los nervios y, tras sumar con tiros libres de Evans y Jones, Alexander, Pradilla y los triples de Jones, Hermannsson y Webb acababan por romper el partido pese a los triples finales de Smith y Sulejmanovic, aunque fue Dubljevic quien impidió que los visitantes creyeran con seis puntos consecutivos en los últimos instantes.