Cristina Cubedo se ha convertido en el salvavidas del Valencia CF. En Abegondo fue determinante al rescatar un punto que permitió encadenar la cuarta jornada seguida sumando y que la distancia con el descenso sea de ocho puntos (31 por los 23 del Real Betis). En un saque de esquina ejecutado por Torrodà, Cubedo cabeceó libre de marca y el esférico se le escurrió a la exvalencianista Sullastres para acabar en el fondo de la red y lograr el definitivo 1-1. Fue su cuarto gol de la temporada y, como los tres anteriores, sirvió para puntuar. Su cuenta personal la estrenó en el Puchades en octubre ante el Real Madrid al neutralizar a los dos minutos el 0-1 de Asllani (otro 1-1).

Central con gol

De nuevo en casa, ya en el mes de noviembre, abrió el marcador en el minuto 12 de la goleada al Santa Teresa (5-0). La castellonense reabrió su serie este mes de abril dando continuidad a la reacción en Vallecas con el provisional 2-3, que Torrodà adornaría con el 3-3 final. Su jerarquía en la retaguardia y su capacidad goleadora la convierten en uno de los reclamos del mercado ya que acaba contrato en el Valencia.

Solo Pisco (Granadilla, 9 tantos) y Marta Torrejón (Barcelona, 7 dianas) han anotado más tantos que Cubedo en la lista de defensas de la Primera Iberdrola, aunque con un rol diferente a la valencianista, arrancando desde los costados. Lleva los mismos que Vane Gimbert (Athletic), reconvertida al centro de la defensa en las últimas temporadas. Por detrás, también desempeñando funciones en el eje de retaguardia, están Mapi León (Barcelona), María Méndez (Levante) o la brasileña Mónica Hickmann (Madrid CFF), con tres goles cada una. Con sus cuatro tantos, la '3' es la tercera máxima realizadora del Valencia, solamente superada por Ellen Jansen (9) y Candela Andújar (8). Con sus 41 tantos, el Valencia es el séptimo equipo más realizador de la Primera Iberdrola.

Cristina Cubedo es responsable directa de la dinámica positiva actual del Valencia. No solamente por sus tantos al Rayo y Deportivo, que sirvieron para sumar en los últimos dos desplazamientos, sino porque también fue crucial para dejar la portería a cero en la cita más reciente en casa frente al Madrid CFF (2-0). José Bargues apostó por ella por la ausencia por tarjetas de Berta Pujadas, pero, sorprendentemente, fue relegada de nuevo al banquillo en la reválida del domingo en A Coruña. Ha pasado de ser titular en 11 de los primeros 12 encuentros -fue suplente en la visita del Rayo del 14 de noviembre por dosificación de esfuerzos al disputarse cuatro partidos en 11 días- a únicamente arrancar en el once en tres de las últimas 15 jornadas.