La suerte no está del lado de Cristiano Piccini. El lateral izquierdo del Valencia CF se ha convertido en el primer lesionado de la temporada. El italiano sufre una lesión muscular en la parte posterior del muslo de la pierna derecha. La sintomatología es de rotura, pero de momento se desconoce la gravedad de la lesión. Podría ir desde los 15 días de una microrrotura a los dos meses en el peor de las roturas.

El jugador cruza los dedos para que el alcance de la lesión sea el menor posible. Piccini ha abandonado el Resort Oliva Nova Golf como el resto del equipo, se trata en casa y está previsto que el lunes sea explorado y se someta a pruebas para conocer el alcance exacto de la lesión. De momento, reina el pesimismo. Su mensaje en redes es la mejor prueba: "La vida es un 10% lo que te ocurre y un 90% cómo reacciona a ellos".

El lateral derecho saltó al césped en la segunda parte del amistoso contra el Villarreal. El problema es que no pudo aguantar ni 20 minutos sobre el verde. El jugador quedó tendido sobre el césped en el minuto 76 por culpa de un tirón en la parte posterior del muslo de la pierna derecha precedida de una falta de Jorge Cuenca, que según el entorno del jugador, pudo ser clave para la lesión muscular.

El italiano intentó seguir en el campo, pero José Bordalás dio la orden de retirar al jugador inmediatamente para tratarlo y evitar que la lesión fuera a mayores. El técnico cambio de planes (estaba previsto que jugara 45 minutos) y dio entrada a Jason Remeseiro.

Currículum de lesiones

Piccini, en el dique seco los dos últimos años por culpa de la rodilla, parece no poder dejar atrás los fantasmas de las lesiones. El lateral afrontaba la pretemporada con más ilusión que nadie. De hecho, fue uno de los que más trabajó en verano para llegar al 7 de julio al mismo nivel físico que sus compañeros. El italiano es consciente de lo mucho que hay en juego este verano. Acaba contrato el próximo 30 de junio de 2022 y afronta la pretemporada con ganas de convencer, primero a, Bordalás y luego al club en clave renovación.

En clave mercado

La figura del italiano, tal y como publicó SUPER, es más importante de lo que parece. Por confección de plantilla, por capacidad para acudir al mercado y por la propia confianza en un futbolista que lo ha pasado mal en el último año. Si Piccini convencía a Bordalás, el Valencia CF no tenía la obligación de acudir al mercado a por un lateral derecho, a pesar de que lógicamente ya se ha interesado por jugadores que ocupan esa demarcación. El club está más pendiente que nunca del parte médico del italiano. Con la lesión aún sin diagnóstico de Piccini y con el futuro de Daniel Wass en el aire, solo queda Thierry Correia.

Piccini, retirado en camilla

Te puede interesar:

El vestuario: "Ánimo"

La lesión del italiano fue la única mala noticia del ‘stage’ en Oliva. Piccini, además de tener el respeto del vestuario por su jerarquía y experiencia, es uno de los futbolistas más queridos. Sus compañeros tienen una sensibilidad especial con él porque saben que lo ha pasado muy mal los dos últimos años por culpa de las lesiones. La plantilla lamentó el problema muscular de Piccini y, como él, cruza los dedos para que sea un mal menor. Uno de los jugadores que empatiza más con el italiano es Uros Racic. El serbio publicó una fotografía de Cristiano en plena recuperación con la ayuda del fisio. La imagen iba acompañada de un mensaje: «Ánimo».