Hace ya algunas semanas que en el estadio de Mestalla lucen dos murales en honor a dos leyendas del valencianismo: Juan Cruz Sol y Carlos 'Lobo' Diarte. El club aprovechó la presentación de las camisetas oficiales para la temporada 2021/2022 para homenajear a dos jugadores históricos de la entidad blanquinegra. Primero fue la figura de Sol la que aparecía portando la primera equipación del Valencia en un mural situado en un lado del estadio. Posteriormente, y al otro lado del estadio, aparecía en otro mural la figura de Diarte vistiendo la flamante y novedosa segunda equipación color Torino. Los dos murales estarán presentes en todos los partidos que se disputen en Mestalla.

En el día de ayer se celebró el acto de presentación de los dos trabajos realizados por un grafitero, al que fueron invitados las familias de ambos exjugadores, que fueron recibidos por el presidente del club Anil Murthy. También estuvieron presentes en la presentación Joey Lim, consejero y director ejecutivo del Club, los embajadores del VCF Ricardo Arias, Miguel Tendillo y Miguel Ángel Bossio, el presidente de la Asociación de futbolistas VCF, Fernando Giner y el coordinador del patrocinio de PUMA José Iváñez De Lara. Los familiares tuvieron la oportunidad de ver el cariño y el respeto que el club siente por ambas leyendas, en un acto en el que se recordaron los logros de ambos. «Nos sentimos muy orgullosos de poder ver a nuestro padre representando a una figura que fue muy importante para el club. Nosotros no lo conocimos como jugador y cosas como esta hacen que te des cuenta de lo importante que fue en aquella época», afirmaba Enzo Diarte, hijo de Carlos Diarte. 

Su otro hijo, Carlos Brian Diarte, hacía hincapié y demostraba estar feliz por la decisión del club de hacer que los murales permanezcan, al menos, durante toda la temporada que está por comenzar. «Es algo muy bonito para el club y los aficionados, y también para la familia. Estamos muy orgullosos y contentos de esta iniciativa. Nos ha dicho el presidente que se va a quedar todo el año, así que puede ser un bonito homenaje para todos los aficionados del valencia».

El Valencia no ha querido dejar escapar la oportunidad de recordar a dos figuras del club que están y estarán siempre en la memoria del valencianismo, mediante un acto «totalmente merecido por la clase de jugadores y por el tipo de personas que fueron», destacaba Ricardo Arias, embajador VCF. De esta manera, la fachada de la Avenida de Suecia del estadio queda vestida de gala durante toda la temporada. «Esto ha sido lo mas emocionante que me ha podido pasar, me parece una obra de arte maravillosa. Quiero agradecérselo también al artista que ha trabajado muchísimo. Es emocionante ver a Juan presidiendo Mestalla, que ha sido siempre su casa. Tanto mis hijas como yo estamos muy orgullosas de él. Ojalá lo pueda ver porque se sentiría feliz de ver lo que está haciendo el club», admitía Paola Barrachina, esposa de Juan Cruz Sol, que no quiso olvidarse del grafitero que llevó a cabo ambos trabajos.

El propio artista, Xolaka, se mostraba muy emocionado por haber sido el responsable de tan bonito homenaje. «Es un honor que el equipo de mi tierra haya confiado en mi trabajo para desarrollar este gran proyecto. Sé que tengo muchos amigos aficionados que tienen mucha envidia sana de que haya podido pintar los murales».

Los dos rostros elegidos son auténticos iconos del cuadro de la Capital del Turia, jugadores que marcaron una época, y así lo ha querido destacar José Iváñez de Lara, coordinador de patrocinio de PUMA, que se mostraba muy satisfecho por ver a los dos exjugadores en la fachada de Mestalla. «No se nos ocurren mejores imágenes que puedan portar las nuevas equipaciones en el estadio de Mestalla»

Dos iconos

Juan Cruz Sol llegó muy joven a Mestalla y enseguida fue acogido por leyendas del club como Roberto Gil y Manolo Mestre. Su progresión fue magnífica y pudo debutar con el primer equipo antes incluso de cumplir los 18 años. Con el paso de los años se convirtió en uno de los laterales más importantes de la historia del club.

Con el Valencia acumuló un total de 309 partidos a sus espaldas en las dos etapas que vivió en Paterna, en las que consiguió marcar quince goles. Entre sus dos ciclos en el conjunto valencianista, Sol jugó cinco años en el Real Madrid. Regresó a Valencia para concluir su carrera como futbolista, consiguiendo los títulos de Copa, Recopa y Supercopa de Europa. En su palmarés también lucen cuatro títulos de liga, uno con el Valencia y tres con el Real Madrid. Tras su retirada en 1981 se quedó en la capital del Turia, ejerciendo primero funciones de delegado del equipo y después consejero y embajador hasta el día de su fallecimiento.

Por su parte, Diarte vivió su etapa dorada en el Valencia CF, donde estuvo tres temporadas formando delantera junto a Mario Alberto Kempes. Lobo Diarte, nacido en Asunción (Paraguay) en 1953, inició su carrera futbolística en el Olimpia de Asunción de su país, aunque la mayor parte de su trayectoria la completó en el fútbol español, en las filas del Real Zaragoza, Valencia, Salamanca y Betis, aunque también tuvo un paso fugar por el Saint-Étienne francés. El delantero guaraní colgó las botas en 1987 en su club de origen, el Olimpia, a los 34 años.

Tras su retirada, Diarte llegó a ser ayudante de varios equipos en España como el Valencia, en 1988, y entrenador del Atlético de Madrid B en la campaña, Salamanca, Gimnástic de Tarragona, así como del Guaraní, Olimpia y Atlético Colegiales de Paraguay.

Te puede interesar:

Una decisión acertada

El homenaje a las dos leyendas del conjunto blanquinegro surgió como idea para presentar las nuevas equipaciones, pero no se conocía cuál era la intención del club con respecto a los murales una vez comenzara la temporada. Durante el acto celebrado ayer junto a las familias de los exjugadores, se pudo confirmar que los murales permanecerán en la fachada del estadio durante toda la temporada. Los aficionados, aún a la espera de saber cuándo (y cuántos) podrán asistir a Mestalla, ya saben que podrán disfrutar de las dos pancartas en la previa de cada partido, en los aledaños del estadio, cuando caminen por la Avenida de Suecia antes de entrar a ver el partido del Valencia CF.