Robert Fernández fue el invitado de honor en la primera cena pre-partido de l'Agrupació de Penyes del Valencia CF. El de Betxí habló de las renovaciones de los capitanes José Luis Gayà y Carlos Soler, de la situación actual el club y la mano de José Bordalás en el equipo. Esta fue su respuesta al ya clásico '¿Qué harías si fueras Gayà o Soler?'

"Las circunstancias de cada jugador son las que son, no sé qué puede ocurrir, para ellos no será fácil decidir, tendrán que pensarlo bien. El club está analizando qué es lo que puede hacer porque ya sabemos los problemas económicos que hay, sobre todo por el Fair Play Financiero que no te permite ir más allá. Son dos jugadores muy buenos, extraordinarios, criados aquí, que están en la selección y que tienen margen de progresión grande y lo que deseamos es que lo hagan aquí, pero también es cierto que el Valencia CF está en una situación que no es fácil. Van a tener que vender algún jugador, igual surge la posibilidad de vender a otros jugadores y poder renovarlos... No lo sé, la verdad es que no lo sé lo que va a ocurrir" .

Robert también hizo unas reflexiones interesantes y sentidas sobre al momento delicado que atraviesa el club: "Ahora estamos en la situación que estamos, pero el Valencia seguirá creciendo a pesar de las grandes dificultades que está pasando. El Valencia pasará por lo que tenga que pasar y acabará siendo más grande. El club está en una situación mejor que hace dos años a nivel deportivo, pero el tema social es difícil poder cambiarlo y seguramente estará unos años más. El Valencia aunque pase momentos difíciles no va a desaparecer porque tiene mucha fuerza. Este club tiene muchísima fuerza. Pasará por momentos complicados, pero el sentimiento no se va a perder nunca y ese sentimiento es lo que aviva la fuerza de la entidad".

Además, dio valor al trabajo que está haciendo Bordalás en el equipo. "En el tema deportivo Bordalás ha sido capaz de estabilizar la situación que había, ha sabido manejar de todo lo que hay alrededor del equipo. El equipo empezó bien, se vino abajo y ha sido capaz de reaccionar contra Villarreal y Atlético y contra la Real dio una imagen muy buena contra la Real. Es un año para crecer, para estabilizar el equipo y darla cancha a jugadores jóvenes que vienen con muchísima fuerza y que van a ser jugador de gran rendimiento. Hay que darle tranquilidad al equipo y vosotros (los aficionados) tenéis parte de esa responsabilidad". Robert habló con el corazón y se ganó el aplauso de todos.