Del extremo que sorprendió a todos en el Málaga al que ha quedado fuera del resucitado y campeón AC Milan. Samu Castillejo se encuentra en un tramo decisivo de su carrera, a sus 27 años está en el momento de la verdad si quiere relanzar su carrera. En esta tesitura su camino se cruza con el del Valencia, un club obligado a hacer malabares en el mercado por su delicada situación financiera y a jugársela con futbolistas que atraviesan una situación como la del malagueño.

Club y futbolista hacen una apuesta mutua en una coyuntura de máxima necesidad por ambas partes. El futbolista, que coincidió con Gennaro Gattuso en San Siro, representa un perfil inexistente en la actual plantilla, el de jugador de banda rápido y hábil en el uno contra uno.

Castillejo es un futbolista acostumbrado a jugar en los dos perfiles. Siendo zurdo ha actuado incluso más en la derecha, una característica que el propio entrenador del Valencia reveló que buscaba en su rueda de prensa de presentación. La primera semana de entrenamientos también lo ha demostrado en sus primeras probaturas, planteando bandas asimétricas (una a pie natural y otro a pie cambiado).

Hablamos de un extremo con desequilibrio, con capacidad para desbordar a los laterales rivales, aunque no excesivamente generador de números. Su balance de goles y asistencias ha sido un ‘plus’ en la producción goleadora del equipo, aunque no ha sido dominador en esta faceta. En sus 279 partidos en la élite ha sumado 22 tantos y 34 asistencias. 

Del Málaga al Milan

Castillejo se dio a conocer en el Málaga de los ‘Samus’ en el que maravilló con su capacidad para el ‘dribbling’ y el aire fresco que supuso en la Rosaleda. Su buen rendimiento en su casa le dio la oportunidad de firmar por el Villarreal, club en el que más partidos ha jugado como profesional.

A lo largo de sus tres temporadas en La Cerámica jugó 127 partidos, anotando once goles y repartiendo catorce asistencias. Seis y ocho respectivamente en su última temporada, un rendimiento que llamó la atención de un Milan en plena reconstrucción.

Te puede interesar:

En Italia ha pasado las últimas temporadas y allí no ha llegado a alcanzar el mismo nivel. Su irregular rendimiento dejó picos de forma más que interesantes, pero el último año su protagonismo se diluyó hasta jugar solamente cinco partidos en todo el curso.

El proyecto de Stefano Pioli hizo brotar liderazgos emergentes y en ese relevo que ha llevado al conjunto rossonero a volver a alzarse con el Scudetto Castillejo quedó fuera, lejos del nivel de los Rafa Leao, Brahim Díaz, Olivier Giroud y compañía. Salir en busca de renovar la motivación y reencontrarse con la mejor versión de sí mismo era obligatorio para no estancarse y buscará hacerlo pegado a la banda de Mestalla.