Valencia-Sevilla para olvidar a nivel arbitral. De nuevo el equipo de Rubén Baraja se vio perjudicado por el estamento arbitral bajo las directrices de Carlos del Cerro Grande. Además de la polémica con el penalti de Fernando a favor del Valencia CF no señalado con el 0-1 en contra (manos clarísimas), hay otra jugada en el partido que pasó más desapercibida y fue incluso más importante.

En la acción del 0-1, obra de Badé, hubo falta en ataque del defensa francés. Antes de aprovecharse del clamoroso error defensivo de Ilaix, el jugador del Sevilla se desquitó de la marca de Yunus con un codazo en su cara. Como de costumbre: ¡Sigan! Y el Valencia CF, que no hizo un buen partido, se vio de nuevo perjudicado. Otra vez más...