La pelea por el descenso está que arde y el Valencia, a pesar de la victoria en Balaídos, está muy pendiente de la situación de todos los rivales, en especial de los tres que están actualmente en descenso. Pero eso podría dar un giro de 180 grados si la denuncia que ayer presentó el Getafe termina cayendo del lado del cuadro del Coliseum Alfonso Pérez. A priori resulta improbable que prospere, pero según la normativa aparecen vacíos legales y es lo que está dispuesto a aprovechar el cuadro azulón. 

El equipo dirigido por José Bordalás finalmente ejerció su derecho a reclamar por el polémico cambio de Asensio por Odriozola, en el que se terminó marchando Camavinga del campo una vez el lateral ya estaba dentro del terreno de juego.

El equipo del Coliseum considera que esta sustitución se hizo de manera antirreglamentaria, puesto que una vez Odriozola ya estaba en el césped, era el mallorquín el que debía haber abandonado el rectángulo de juego pese a que Martínez Munuera aceptó el cambio de decisión de Carlo Ancelotti.

Desde la jornada de ayer, el Madrid tiene tres días para presentar alegaciones una vez la RFEF ya le ha trasladado la denuncia. Así pues el Getafe espera ganar el caso y por consiguiente todos los puntos en juego en ese partido. De hecho la regla de la IFAB explica que «la sustitución terminará cuando el sustituto entre en el terreno de juego», una circunstancia que se daba con la entrada de Odriozola.

A pesar de eso, se vio como en la jugada el colegiado le hacía el gesto claro a Asensio de que no debía abandonar el campo si no quería. De esta manera permitía que el conjunto blanco hiciera el cambio de Camavinga, que sí abandonó el campo al contrario que Asensio, que no lo hizo en ningún momento. Ahora el problema, eso sí, es si acepta a trámite la denuncia cómo afectaría a la clasificación. 

Este caso mantiene en vilo al resto de competidores en la zona baja de la clasificación, entre ellos, el Valencia. Una hipotética victoria del Getafe sacaría al equipo de José Bordalás del descenso e igualaría a 37 unidades a los de Baraja, quienes se mantendrían por delante de los azulones gracias al golaveraje en LaLiga Santander.  

Giro para el Valencia CF El conjunto de Rubén Baraja está en estos momentos a más de un partido del descenso si se analiza con el golaveraje que tiene ganado con el Getafe. En caso de prosperar la denuncia por parte del equipo de Bordalás, el contexto volvería a ser muy distinto para un Valencia que se mide al Madrid este fin de semana y que seguro verá como le recortan puntos los rivales ya que aparecen enfrentamientos directos en esta jornada. De esta manera además caería el Valladolid en descenso unos días después de verse perjudicado por el arbitraje de Ortiz Arias.

Te puede interesar:

Precisamente, el cuadro de pucela se medirá mañana al Cádiz en uno de esos partidos que pueden ser decisivos para el descenso en la categoría. En estos momentos tres puntos dan mucha vida y los de Pezzolano y los de Sergio González tienen la oportunidad de ganar ese pequeño margen. Sobre todo a expensas de lo que pueda suceder con la sanción al Real Madrid y los tres puntos para el Getafe de Bordalás. Los del Coliseum Alfonso Pérez tienen un partido a priori sencillo para sus intereses en este fin de semana. Aunque el Atlético de Madrid pensó lo mismo hace solo unos días y el Elche demostró en el Martínez Valero que puede ganar a cualquiera y que está compitiendo al máximo en este final de competición. Por su parte, el Espanyol y el Almería se enfrentan a dos equipos que se están jugando la séptima plaza, que da acceso a la Conference League: Rayo Vallecano y Mallorca respectivamente. 

La última jornada de LaLiga, eso sí, puede terminar en drama absoluto ya que el Valladolid y el Getafe se enfrentan entre ambos y el Espanyol y el Almería también se verán las caras en el RCDE Stadium, aunque el cuadro perico podría estar descendido a esas alturas si continúa con esa dinámica. De hecho, una semana antes viajará a Mestalla para tener otro cara a cara brutal contra el Valencia de Baraja, que afronta cuatro jornadas con todavía en juego y que, al mismo tiempo, no puede perder de vista la denuncia del Getafe, que puede cambiar completamente el escenario.