04 de febrero de 2012
04.02.2012
PLANTILLA

El dilema de Tino Costa

El centrocampista argentino quiere sentirse más importante y, si no es así, contempla salir del Valencia CF.

04.02.2012 | 21:24
El dilema de Tino Costa

A lo largo una temporada un futbolista navega por distintos estados de forma y momentos anímicos. Y a todo jugador le gusta tener un papel de actor principal, sobre todo si es ambicioso y no se conforma con tener un rol secundario, como es el caso de Tino Costa. El medio argentino quiere jugar más, quiere ser más protagonista y si no puede serlo en el Valencia está dispuesto a cambiar de aires a final de curso. Ésta es su idea a día de hoy, como así le ha hecho saber a sus representantes y círculo más íntimo. ¿Qué piensa la Dirección Deportiva? En este mercado invernal llamó el Lille solicitando una cesión hasta final de curso, dejando también abierta la puerta a un posible traspaso, pero Braulio Vázquez no se quiso ni sentar a negociar con el actual campeón de la ´Ligue 1´ francesa y de la Copa. A Tino se le considera una pieza importante dentro del vestuario y se cuenta con él, otra historia bien distinta es qué ocurrirá a partir del próximo 30 de junio, ya que volverá a estudiarse pormenorizadamente su situación, escuchando también la opinión del jugador.

Tino tiene ahora todos los sentidos puestos en el Valencia, consciente de que están en una fase de la temporada en la que hay mucho en juego y él mismo se encargó de decir en su cuenta de twitter el siguiente mensaje: «Que racha de partidazos se vienen!! Vamos que se pueden ganar todos!!!». Por delante hay duelos contra el Atlético, FC Barcelona, Sporting, Stoke City y Sevilla, rivales de primer nivel pero que el argentino confía en ganar. Ahí se vé el alto nivel competitivo que tiene el jugador, capaz de enviar un mensaje público muy ambicioso, y ese carácter a veces ha jugado en su contra. Unai y la Dirección Deportiva prefieren futbolistas como el ´24´ argentino, que se vacían dentro del césped y no se arrugan cuando ha de entrar duro en la lucha por el balón. Ese carácter lo contagia a sus compañeros, pero en el momento en que no eres titular indiscutible es inevitable no darle muchas vueltas a la cabeza, llegando a poner en duda su continuidad. Y para llegar a este pensamiento no han tenido nada que ver la disparidad de opinión que ha tenido puntualmente con el técnico, pero él ha estado acostumbrado en su carrera a jugar siempre y en el equipo blanquinegro no es titular indiscutible viendo las estadísticas. La zona noble de la entidad sabe cuál es la opinión del futbolista y siempre le deja claro que es una pieza importante, confían mucho en él y esperan que su opinión varíe a final de temporada, ya que sus características le dan una personalidad distinta a la que le da Éver Banega, jugador con el que inicialmente compite por un puesto aunque también han actuado juntos en varias ocasiones.

Éver acaba de renovar su contrato con el Valencia hasta el 30 de junio de 2015 cuando hace unos meses la Dirección Deportiva que encabeza Braulio Vázquez estaba dispuesto a traspasarle porque así lo quería también el ´10´ argentino, tal como les aseguró su representante Marcelo Simonián. Hoy Banega está encantado con su situación en el Valencia CF, y es una prueba más de que a lo largo del tiempo la opinión del futbolista puede variar, pero a día de hoy Tino es partidario de cambiar de aires si no tiene un rol más importante.

Cuando Braulio fichó a Tino Costa, por el que se abonaron 6´5 millones de euros al Montpellier, se contemplaba la opción táctica por parte de Unai Emery de actuar con un 1-4-3-3 y con el argentino ocupando la vertiente izquierda de la linea de medios. Sin embargo, tras varios ensayos sin éxito durante la pretemporada se recuperó el clásico 1-4-4-2 o el 1-4-2-3-1, y ahí Tino precisó de un tiempo para adaptarse. Hoy en día Emery es reacio a cambiar su idea del doble pivote, donde Albelda y Banega son los teóricos titulares, aunque han habido varios partidos durante la temporada en la que por una circunstancia u otra Éver actuó al lado de Tino. Ninguno de los dos argentinos focaliza su juego en la faceta defensiva, pero sí es cierto que Tino Costa tiene un enorme potencial físico que le permite abarcar una zona ancha del campo. Con el balón en los pies, a la hora de ser el primer referente en las transiciones defensa-ataque, Banega le da más pausa al equipo y Tino prefiere ser más vertical, intentando jugar al primer toque o realizar cambios de orientación con la intención de ser más directos en el juego. Son dos alternativas distintas pero eficientes si se interpretan bien, de ahí que la intención del club es mantenerles a los dos.

Otro aspecto que se valora mucho del ´24´ valencianista reside en los goles que aporta cada temporada, ya que tienen más valor al tratarse de un jugador que llega desde la segunda línea. En el curso actual ya suma cinco goles —tres en Liga, uno en Champions y otro en la Copa—, uno menos que en toda la temporada pasada. Su potente golpeo con la zurda le convierte en un futbolista capaz de desatascar un partido con un disparo desde larga distancia, y también aporta mucho peligro en los saques de esquina. Son virtudes que en otros clubes tampoco han pasado desapercibidas, tal como quedó en evidencia en el mes de enero cuando el Lille quiso negociar con el Valencia, aunque no es el único club que le tiene en la agenda? y si no juega más se plantea irse del Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook