10 de enero de 2017
10.01.2017

Voro: "No me han dicho otra cosa, sigo adelante"

El entrenador protege a los futbolistas de una crisis que "los atenaza"

10.01.2017 | 17:16
Voro con Nani en El Sadar.

Voro González, entrenador del Valencia CF, quiere mirar "con optimismo" el futuro que aguarda al Valencia CF en su pelea por salvar la categoría en Primera División. El de l´Alcúdia mantiene un discurso protector para un equipo "no acostumbrado" a competir en estas circunstancias y al que le afecta, tanto como los malos resultados, el caos institucional en el que vive la entidad en pleno mercado de fichajes. A él, de momento, nadie le ha dicho que no seguirá al frente del banquillo ni le ha hablado de interinidad. ¿Le han dicho ya si seguirá como entrenador del Valencia CF durante la temporada o su puesto es de interino? "A mí no me han dicho lo contrario, sigo adelante para dar el máximo de mí. Las circunstancias de mercado se tendrán que hablar, la dimisión de Suso ha sido inesperada... Tiempo habrá de hablar y mejorar el equipo en las posiciones adecuadas, pero tenemos una base y no se puede cambiar a 25 jugadores. Nuestra situación es complicada y va a ser difícil salir", responde, preguntado también por la necesidad de aclarar el horizonte de los fichajes en este enero.

El entrenador desea centrarse en la recuperación anímica de la plantilla. "Soy optimista porque hemos competido bien, no es fácil como estamos ganar con amplitud y Osasuna ha apretado. Aún así, el equipo ha sabido sobreponerse dos veces y ha buscado ganar. Nos vamos tristes, teníamos los tres puntos ahí. Es una pena porque vinimos con la ilusión y la necesidad de vencer... el penalti nos hubiera dado tranquilidad y nos han empatado en la última jugada, es algo que ya nos ha pasado esta campaña. La moneda siempre cae al otro lado", explica.

Al Valencia CF se le escapó el triunfo en el tiempo de descuento
y, con ello, según Voro, "la confianza para crecer y ser más competitivos". Para el técnico, los resultados negativos, el hecho de verse en la parte baja de la tabla y la delicada situación social del club juegan en contra de un grupo joven e inexperto en el objetivo de la salvación. "No estamos acostumbrados, pero es el objetivo que nos marca la Liga. Estamos en una situación difícil, el futbolista lo nota, lo siente y le atenaza. He visto al equipo luchar y dar la cara, pero ha acabado hundido. Perder dos puntos de esta manera ha sido un mazazo psicológico importante, esperemos que la moneda caiga un día de nuestro lado".

Evidentemente, el Valencia debe corregir errores tácticos, pero a día de hoy la moral es lo que trae de cabeza a Voro. "Hay que cambiar cosas, claro. Ha habido momentos de duda, alternativas... Pero no podemos afrontar el partido del domingo contra el Espanyol pensando que vamos a perder, desde mañana mismo –hoy– debo reforzar el estado de ánimo de los futbolistas, olvidar este palo de Pamplona porque cuando lo teníamos ahí... No veo otra solución que no sea trabajar y trabajar. Cuando el equipo gane un partidos, dos, y vea el panorama más claro va a rendir mucho más. El futbolista quiere y a veces no tiene la cabeza para dar ese plus que se da en condiciones normales", dice.

Voro insiste en que el Valencia no puede "bajar los brazos" y la urgencia de generar un clima de confianza en torno a la plantilla. "Nos falta ese punto de luz, la claridad de ideas que da la confianza", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook