15 de enero de 2017
15.01.2017
FICHAJE

Zaza llega con encanto

Simone pasa la revisión y este lunes será presentado en la Ciudad Deportiva

17.01.2017 | 11:30
Zaza llega con encanto

Simone Zaza -nacido en Policoro, Italia, el 25 de junio de 1991- vivió este domingo su primera jornada como jugador del Valencia CF. Por la mañana el delantero acudió a Mestalla para  disfrutar de la victoria del equipo en la Liga, algo que no se veía por Mestalla desde finales de septiembre. El día 22 de aquel mes el conjunto blanquinegro, también con Voro dirigiendo las operaciones desde el banquillo, se impuso al Alavés (2-1). La jornada se redondeó con el anuncio oficial de su fichaje por parte del club pasadas las 18:30 horas. Los exámenes médicos a los que fue sometido resultaron totalmente satisfactorios y por la tarde Zaza pudo firmar el contrato en compañía de la presidenta, Layhoon Chan, en las oficinas del Valencia. Este lunes tendrá lugar su presentación oficial en la Ciudad Deportiva de Paterna a las 13:15 horas.

En su comunicado la entidad de Mestalla indicó que Simone Zaza se convirtió en «nuevo jugador del Valencia CF» tras la firma del contrato que le une al club hasta final de temporada después del «acuerdo de cesión con opción de compra alcanzado con la Juventus de Turín». Peter Lim dio el ´ok´ definitivo para obligarse a la compra del jugador a partir del próximo verano siempre y cuando el internacional por Italia alcance la cifra de diez partidos oficiales y el equipo mantenga la categoría en Primera División. Esa es la versión de lo acordado que nació en Italia, según lo cual, si los condicionantes se cumplen el Valencia CF tendría que agregar 16 millones de euros a los dos que ha pagado por la cesión. Ahora Simone percibirá algo más de un millón neto y, si continúa como valencianista, a partir de julio de 2017 dispondrá de un contrato para cuatro temporadas con un salario anual de 2,4 millones netos.

Feliz «donde quería estar»

Simone Zaza está en el Valencia por insistencia, tanto del club como de su parte. Hace unos días su padre, Antonio, confirmaba en SUPER que Zaza sería jugador del Valencia, era su deseo pese a la ausencia del técnico que lo convenció en un primer momento a mediados de diciembre. «El Valencia es un gran club, esté o no Cesare Prandelli», decía Antonio. A Zaza no le ha importado la ausencia de sus valedores, el citado Prandelli y García Pitarch. Incluso, rebaja sus emolumentos para tratar de volver a su mejor versión en un escenario, Mestalla, que le atrae. «Estoy muy contento, esto es lo que quería hacer», dijo en la televisión del club.

Por la mañana vivió con entusiasmo el choque frente al Espanyol en un palco privado acompañado por Vicente Rodríguez.

«Me gusta la afición, he ido a Mestalla y la afición es increíble. El partido del equipo ha sido muy bueno porque no es un momento fácil. Ahora es difícil jugar en casa porque los seguidores son, justamente, exigentes», analizó sobre la victoria del Valencia y añadió que vio «buenos jugadores, con personalidad y espero ayudar lo más pronto posible».

Para el atacante de 25 años lo más importante, por encima de lo económico, ha sido encontrar un equipo relevante en el panorama europeo y también las mejores condiciones para poder desarrollar el fútbol, los goles y el carácter que exhibió en el Sassuolo conduciéndole a la selección italiana -16 veces internacional- y a la Juventus. En Inglaterra la cesión al West Ham no ha funcionado. «He pasado un momento personal muy difícil, ahora quiero demostrarle al mundo y a mí mismo que soy un buen delantero, aunque más que lo personal, lo que importa de verdad es hacerlo bien todos como equipo», explica el primer fichaje invernal del Valencia.

Después del Valencia-Espanyol Simone empezó a disfrutar de la belleza de su nueva ciudad. El jugador comió, con extraordinarias vistas de fondo, en el restaurante ´Contrapunto-Les Arts´. Y lo hizo con la compañía de su agente, de su padre, de amigos y de los ejecutivos del club: Layhoon, Alexanko, Murthy o Vicente. A la salida el italiano y los suyos pasearon por la ´Ciutat de les arts i les ciències´, donde la pequeña Sofía se cruzó en su camino. Zaza la cogió en brazos cariñosamente y le preguntó cuál es su equipo favorito. «¡El Valencia!», dijo la niña ilusionada. «Amunt!», añadió poco después. El delantero no pudo más que darle un par de besos. Tarde, pasada la madrugada, pero Simone Zaza ha pisado Valencia con buen pie y mucho encanto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook