28 de julio de 2017
28.07.2017
MERCADO

Marcelino y Alemany cara a cara con los fichajes sobre la mesa

Marcelino y Alemany valoraron la llegada de un futbolista por el que el club ya está negociando

05.08.2017 | 11:16
Marcelino y Alemany cara a cara con los fichajes sobre la mesa

El Valencia CF negocia y pelea para poder darle cuanto antes a Marcelino uno de los dos centrales que está pidiendo con tal de cumplir su objetivo esencial: la construcción de un bloque sólido en defensa. Jeison Murillo, jugador del Inter e internacional colombiano de 25 años, es el zaguero por el que el club echa el resto. De ello, y de cada una de las altas y bajas que se intentan cerrar, hablaron el pasado jueves por la noche mientras cenaban juntos el director general, Mateu Alemany, y el entrenador.

´La Gazzetta dello Sport´ informaba a primera hora de la tarde de la existencia de una negociación en marcha y, además, avanzaba un viaje de una delegación interista a València, donde en las conversaciones la parte blanquinegra intentaría cerrar en las próximas horas una cesión con una opción de compra. Este diario pudo confirmar poco después que quienes estuvieron en la capital del Turia fueron personas del entorno de Jeison Murillo -un futbolista que está en la agenda de los técnicos valencianistas desde hace meses- y un intermediario entre ambos clubes que podría disponer de un poder del club neroazzurri para negociar.

La predisposición a jugar en el Valencia del colombiano es positiva después de hablar directamente con Marcelino. La misma información agregaba que Jeison ha dado el ´sí´ al Valencia, ya que tiene una gran consideración tanto de la entidad como del entrenador asturiano. La atracción es mutua. Marcelino lo conoce perfectamente de su paso por equipos como el Cádiz, Las Palmas y el Granada. Desde la entidad nazarí, precisamente, Murillo fichó por el Inter hace dos veranos por una suma que oscila entre los ocho y los diez millones de euros. El contrato de Murillo con el Internazionale finaliza el 30 de junio de 2020.

Desde el entorno del futbolista, en cambio, aún no se admite un acuerdo, pero tampoco se niega el interés del Valencia en Murillo. La voluntad del jugador, que ve con buenos ojos relanzar su carrera a las órdenes de Marcelino, no es un obstáculo, tampoco la ficha que cobra con los italianos –en torno a un millón y medio de euros–, pero sí puede serlo el Inter. El colombiano está realizando una buena pretemporada a las órdenes de Luciano Spaletti, a pesar de que el fichaje del esloveno Skriniar le resta muchas posibilidades de conquistar la titularidad y, por ello, el Inter no desearía cederlo sin más.

A última hora de la noche, en una actualización de lo escrito, ´La Gazzeta dello Sport´ –medio conocedor por vía directa de la realidad del Inter–, matizaba que la operación entre el Valencia y el Inter por Murillo sólo está «iniciada». «Parece que hay posibilidades de que acabe con éxito, pero por el momento el Inter no hace comentarios sobre la posibilidad de deshacerse del futbolista, de hecho: el club se reafirma en no querer que el jugador se vaya», agrega el periódico. El Inter, evidentemente, juega su estrategia, puesto que Murillo si está en el mercado y fechas atrás se hablaba en Italia de que querían recaudar por el sudamericano una cifra entre cuatro y seis millones de euros.
Por otro lado, SUPER pudo confirmar que para el Valencia es una opción sobre la que se trabaja. La negociación con el Inter se ha activado intensamente. Como se viene informando, el club necesita concretar salidas para lanzarse pujar con garantías en el mercado y, en este sentido, se ha ofrecido a los italianos la opción de que Abdennour vaya al Inter facilitando así la entrada de Murillo en el Valencia. El central tunecino no pone ningún problema, aunque los interistas no están convencidos y quieren bastante más que un cambio de ese tipo.

La cesión con una opción de compra obligada es la fórmula que más fuerza coge, aunque el hecho de que entre Valencia e Inter haya intereses cruzados provoca que más puentes estén abiertos en las conversaciones que se llevan a cabo. Kondogbia es un firme objetivo blanquinegro –aunque complicado por salario y la petición de su club– y en un Inter con necesidades en su defensa gustan mucho Cancelo y Garay. Sin ir más lejos, son estas circunstancias del mercado y el ´OK´ de Marcelino las que han provocado que desde hace un tiempo se hayan intensificado los contactos por Murillo, en la agenda de la dirección deportiva desde mayo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook