23 de octubre de 2018
23.10.2018
CHAMPIONS LEAGUE
Y. Boys 11Valencia CF
 

El Valencia CF roza el ridículo en Suiza frente al Young Boys

Los locales fueron superiores en la segunda parte y mereció llevarse la victoria: solo Neto estuvo a la altura

23.10.2018 | 21:12
El Valencia CF roza el ridículo en Suiza frente al Young Boys
Dani Parejo comete un penalti claro en el empate del Young Boys.

El Valencia CF no es capaz de ganar ni al Young Boys. Los suizos demostraron ser un equipo mediocre, el problema es que los de Marcelino García Toral también lo fueron en una segunda parte para el olvido. El equipo desperdició el gol inicial de Michy Batshuayi y regaló el empate en un penalti evitable de Dani Parejo. Solo Neto Murara estuvo a la altura de la Champions League. El portero brasileño salvó al Valencia de la derrota. Los 'pesos pesados' no dieron un paso adelante. Ni Kondogbia, ni Parejo, ni Rodrigo aparecieron. La segunda parte se hizo eterna. Igual que este primer tramo decepcionante de la temporada. El empate es un paso atrás y la confirmación de que el problema del equipo no sólo eran los goles. En el Stade de Suisse marcó un delantero y no sirvió para nada. Tan solo para sumar un punto con sabor a ridículo en Europa. El Young Boys fue superior en la segunda mitad y mereció ganar. Ganó en ocasiones y en intensidad. Así de cruel. Es la triste realidad de este Valencia.

Le costó al Valencia entrar en el partido. No fue fácil adaptarse a la superficie sintética del Stade de Suisse. Los primeros minutos fueron única y exclusicamente para testar el césped artificial y acostumbrase al bote y la circulación de balón. Una mínima ventaja que aprovechó el Young Boys con alguna timida llegada al área de Neto. Fue lo mejor de los suizos y lo único durante toda la primera mitad. Pasados esos quince minutos de rigor, el Valencia se asentó en el centro del campo y se apoderó del balón -57% de posesión al descanso. Lástima que ese dominio no se convirtió en ocasiones. Los suizos se replegaron y no había fluidez ni líneas de pase claras. El Valencia lo intentaba con transiciones rápidas de Ferran, el juego de espaldas de Batshuayi o los movimientos entre líneas de Rodrigo. No había forma. Sin Kondogbia ni Parejo a un nivel Champions parecía imposible. Costaba y mucho traducir la superioridad en ocasiones. Tuvo que ser una jugada aislada de Carlos Soler la que abriera el marcador. El '8', experto en ganar duelos desde la llegada de Marcelino, recuperó un balón en la frontal, sacó de la chistera un paso filtrado a la espalda de la defensa suiza y dejó a solo a Batshuayi delante del portero. Energía y talento. Soler en estado puro. El internacional belga no lo desaprovechó y se convirtió en el primer goleador del Valencia en Liga de Campeones. Por fin se rompía la sequía goleadora. Con la tranquilidad y seguridad del gol a favor el equipo pudo subir el segundo. La tuvo Parejo con una falta directo y Ferran en una acción individual con caño incluido. Al Valencia con poquito le bastaba para ganar.

El problema es que no arrancó bien el Valencia en la segunda parte. Un pecado capital porque el equipo lo tenía todo a favor. El Young Boys avisó con un remate de Fassnacht tras una pérdida de Kondogbia y un disparo cruzado de Mbabu después de un error de Diakhaby. A la tercera fue la vencida. Parejo cometió un penalti evitable yendo al césped de forma innecesaria y Hoarau no perdonó desde los once metros. El Valencia se había ido del partido. Perdió la posición y la concentración. Incomprensiblemente estaba KO. Los suizos se crecieron y pudieron darle la vuelta al marcador con un tiro de un Mbabu que vivía en campo rival. Neto se erigía en el salvador con una manopla milagrosa. El Young Boys se iba al ataque casi sin creérselo y el Valencia no tenía capacidad de reacción ni a la contra. Marcelino movió el banquillo y dibujó un centro del campo con un rombo en el centro con Parejo en el eje, Coquelin en derecha, Soler en izquierda y Rodrigo en la media punta con Gameiro y Batshuayi arriba. De nada sirvió. Ngamaleu tenía el segundo nada más saltar al césped. Al final, como casi siempre, la mejor arma de ataque volvió a ser Gayà. El lateral izquierdo puso un buen centro para Batshuayi y le robaron una contra clarísima por un fuera de juego inexistente. Lo mejor que le pudo pasar al Valencia fue que acabara el partido. La segunda parte se hizo larga. Demasiado. Fue un desastre. En fútbol y en actitud. Los suizos corrieron cuatro kilómetros más que los valencianistas. Para echarse a correr...

Ficha técnica:

1 - Young Boys: Wolfli, Mbabu, Lauper, Von Bergen, Benito, Sanogo, Sow, Fassnacht (Bertone, m.85), Sulejmani (Ngamaleu, m.74), Hoarau (Nsame, m.80) y Assalé.

1 - Valencia CF: Neto, Piccini, Paulista, Diakhaby, Gayá, Kondogbia (Coquelin, m.70), Parejo, Soler, Ferran Torres (Gameiro, m.67), Batshuayi y Rodrigo.

Goles: 0-1, m.26: Batshuayi. 1-1, m.55: Hoarau, de penalti.

Árbitro: Andris Treimanis (Letonia). Mostró tarjeta amarilla a Mbabu del Young Boys y Paulista y Soler del Valencia.

Incidencias: partido de la tercera jornada del Grupo H de la Liga de Campeones disputado en el Stade de Suisse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook