28 de febrero de 2019
28.02.2019
COPA DEL REY
Valencia CF 10R. Betis

"Illa, illa, illa; nos vamos a Sevilla"

El gol de Rodrigo desata la euforia a Mestalla. El Valencia CF vuelve a una final después de 11 años... el 25 de mayo, Valencia-Barcelona

28.02.2019 | 23:20
"Illa, illa, illa; nos vamos a Sevilla"
"Illa, illa, illa; nos vamos a Sevilla"
"Illa, illa, illa; nos vamos a Sevilla"

El 25 de mayo el Valencia luchará en Sevilla frente al Barcelona por el título de Copa. El gol de Rodrigo Moreno Machado –inspirado por el mito de Waldo, fallecido el pasado lunes a los 84 años– conduce a los blanquinegros a su primera final desde hace 11 años. La expresión de fuerza de Cristiano Piccini, coloso en el lateral derecho, la sutil asistencia de Gameiro y el remate definitivo del delantero certificaron a los 55 minutos la eliminación del Betis. El 1-0 se convirtió en una auténtica losa para un rival incapaz de jugar a otra cosa que no sea el ensimismamiento de su entrenador, Quique Setién. A partir de ese momento los aficionados comenzaron a verse en la final del Benito Villamarín... y flotaron entre el éxtasis con el fin de la eliminatoria. «¡Illa, illa, illa; nos vamos a Sevilla!». El cántico se apoderó del escenario entre abrazos, lágrimas y la vuelta de honor de los protagonistas que competirán en el año del Centenario por la que sería la octava Copa en el palmarés del club.

La noche, sin embargo, empezó mucho más cargada de nervios. La tensión y la ilusión se entrelazaban en todos y cada uno de los 45.000 corazones valencianistas. Mestalla enteró respiró en el primer contacto de Jaume Domènech con el balón. El portero, ausente debajo de los palos desde la ida en el Benito Villamarín, blocó un disparo centrado y seco desde fuera del área de Joaquín. Instantes después el Valencia dejó su aviso más peligroso del primer tiempo en la otra portería. Gabriel Paulista cabeceó sin acierto un servicio de esquina para el que sí se había desmarcado con inteligencia en la zona caliente. El equipo de Marcelino disfrutó de un comienzo cómodo, replegado en su campo, mientras comprobaba como los béticos movían el esférico sin fluidez ninguna.

La dinámica de la semifinal cambió de orden pasados los 20 minutos.Poco antes Jaume había demostrado de nuevo como está hecho de una pasta especial para estos partidos. Cuanto más difícil es el reto, él más se motiva. Canales enroscó con con veneno un centro-chut que el cancerbero de Almenera repelió con los dedos cerca de la escuadra. Desde aquí y hasta la conclusión del primer acto el Betis dominó el juego, pero desaprovechó la oportunidad de hacer que los cimientos del estadio valencianista se tambalearan. El portero local volvió a ganarse la ovación de los suyos al exhibir sus reflejos felinos en un disparo dentro del área de Jesé tras una asistencia medida de Lo Celso. Mandi remató desviado con la cabeza el córner posterior. Fueron los minutos más duros, los momentos en los que Mestalla se preocupó de verdad. La única respuesta antes del descanso, una acción en la que Guedes se durmió en un mano a mano con Joaquín.

La tensión continuó dominando el ambiente hasta que a los diez minutos de la reanudación Rodrigo cantó gol. «Vamos, vamos!», decía a la grada. Eufórico. Eufóricos los 45.000 que se unieron en una perfecta armonía con el equipo en busca de la gloria de una final. Bastó la energía del 'toro' Piccini para hacer trizas al Betis. Quedaba poco más de media hora y a los andaluces sólo les quedaba marcar dos goles. Una misión imposible con un Valencia perfecto en su trabajo defensivo, basculando y controlando en su campo a un Betis previsible. Inferior al Valencia en capacidad competitiva.

El gol golpeó a los de Setién, cuya mejor ocasión fue otro cabezazo de Mandi tras un centro de Joaquín. Marcelino, por su parte, protegió al goleador para que no viera la amarilla y pueda estar en la final contra el Barcelona. Jaume volvió a lucirse en un remate de Canales y Gayà dio la cara en un par de rifirrafes con Setién y Canales. Piccini y Gameiro pudieron ampliar la cuenta, pero no hizo falta. El objetivo estaba conseguido. Mestalla nos disfrutaba así desde hacía más de una década. Después de meses cuestionado, Marcelino ha llevado al Valencia CF a la final de Copa, la primera para él... un logro festejado por equipo y afición más allá de los 90 minutos.

Ficha técnica:

1 - Valencia CF: Jaume Doménech, Piccini, Gabriel Paulista, Roncaglia, Gayà, Wass (Carlos Soler, m.75), Coquelin, Parejo, Guedes, Rodrigo (Cheryshev, m.68) y Gameiro (Diakhaby, m.84).

0 - Real Betis: Joel, Joaquín, Mandi, Bartra, Sidnei (Feddal, m.84), Francis (Loren, 65), Guardado (Tello, m.79), William, Canales, Lo Celso y Jesé.

Gol: 1-0, m.56: Rodrigo.

Árbitro: González González (colegio castellano leonés). Amonestó por el Valencia a Gabriel Paulista y Jaume Doménech y por el Betis a Joaquín.

Incidencias: partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey disputado en Mestalla ante 45.200 espectadores, de los que cerca de 2.000 eran seguidores béticos. Estuvo en el palco el seleccionador nacional, Luis Enrique Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook