11 de noviembre de 2019
11.11.2019
SUPERCOPA

La 'Chorizada' que denuncia el Valencia en la Supercopa

El club considera injusto el reparto: incluso ganando la final cobraría bastante menos que el Real Madrid

11.11.2019 | 20:55
La 'Chorizada' que denuncia el Valencia en la Supercopa

La mejor manera de protestar por el nuevo formato de la Supercopa de España y por el reparto de los derechos económicos es ganarla. La Federación Española de Fútbol ha hecho lo que ha querido con esta competición y sobre todo, no ha tenido en cuenta los intereses del Valencia CF legítimamente ganados tras proclamarse campeón de la Copa del Rey el pasado mes de mayo tras superar en Sevilla al FC Barcelona.

En la teoría, el Valencia CF se había ganado el derecho a jugar la final de la Supercopa por ser el campeón de la Copa, y también sobre la teoría, su rival debería ser el FC Barcelona que fue el campeón de LaLiga. Pero Luis Manuel Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, se sacó de la manga una competición diferente que además es desigual a la hora de repartir dividendos, algo ante lo que el Valencia CF ha protestado de manera oficial.

Este lunes se sorteó el nuevo formato de la Supercopa porque esa es precisamente en cuanto al formato la gran novedad que ha introducido la Federación, que en vez de jugarse a un único partido entre el campeón de Copa y de Liga, ahora se juega entre cuatro equipos al estilo Final Four, por lo que hubo que sortear los emparejamientos de semifinales. Y al Valencia CF le tocará jugar el próximo 8 de enero ante el Real Madrid. El jueves día 9 se enfrentarán Atlético de Madrid y FC Barcelona. La final será el domingo día12 de enero.

¿Y por qué disputan la Supercopa Atlético de Madrid y Real MadridPues porque la RFEF quiso que el torneo fuese entre cuatro. Sin más. Para ello el conjunto colchonero entró como subcampeón de LaLiga, y como el subcampeón de Copa fue el FC Barcelona que ya tenía plaza en la Supercopa vía Liga, el cuarto elemento fue el Real Madrid en virtud de un mejor coeficiente en la Copa del Rey que el Betis, ya que ambos fueron semifinalistas de la competición del KO.


Pero hay más novedades, ya que los tres partidos de la nueva Supercopa se jugarán en Arabia Saudí, en el estadio Rey Abdullah de Yeda, algo que ha generado una enorme polémica porque en este país asiático no se respetan los derechos humanos, a tal efecto, y según ha desvelado el propio Rubiales, hombres y mujeres podrán acudir al estadio en absoluta igualdad. Conviene recordar que en Arabia Saudí las mujereshan tenido estrictamente prohibido hasta hace poco aceder a los estadios de fútbol, y de hecho actualmente lo hacen en determinados partidos y con fuertes restricciones.

La tercera polémica que rodea a este nuevo formato de Supercopa de España es el reparto económico que ha propuesto la RFEF a los clubes participantes. Fuentes de la propia Federación han señalado a este periódico que las cifras que cobra cada equipo son confidenciales y no se pueden hacer públicas, pero se conocen algunas variables. Por ejemplo, el Valencia CF puede ser campeón y terminar ganando menos dinero que el Real Madrid o el FC Barcelona.

El reparto que ha estipulado la Federación viene a ser el siguiente: 1.- Un fijo por participar para cada equipo y para los cuatro el mismo, que es inferior a un millón de euros. 2.- Unas variable por palmarés. 3.- Premio por jugar la final. 4.- Premio por ganar la final. Lo que cobran los clubes por el punto 3 y el punto 4 supera el millón de euros. La clave de la desigualdad económica en el reparto que propone la Federación está en el punto 2, el del palmarés, ya que es unilateral y hasta parece sospechosamente preparado a la carta para beneficiar a Barça y Real Madrid.


Además, la injusticia de este reparto que se ha firmado para los próximos tres años es que habrá equipos con muy poco palmarés que si logran el derecho a jugar la Supercopa recibirán muy poco dinero, solamente los fijos. Al respecto, el Valencia CF percibe como fijo más variable por el palmarés una cantidad inferior a tres millones de euros mientras que el mínimo que reciben Real Madrid y FC Barcelona es de nueve millones. Conclusión, que la nueva Supercopa se juega meses después (hasta ahora el primer título oficial de la temporada), en un país lejano con lo que eso significa para los aficionados de los equipos que participan en ella, y el reparto del dinero tiene que ver más por palmarés que por los méritos hechos en la misma competición.

Por ello el Valencia CF ha enviado una carta oficial a la Federación Española protestando por el reparto económico, tal y como anunció ayer su presidente Anil Murthy: "Entiendo perfectamente el proyecto de la Federación, pero presentar un cambio de formato durante la temporada... no estuvimos de acuerdo. Como campeones de la Copa es nuestro derecho participar y competir en la Supercopa. Es un torneo oficial, y como torneo oficial desde nuestro punto de vista el reparto económico se hace igual para todos los clubes. He contestado a una carta de Rubiales para aceptar su propuesta de arbitraje. Vamos a pelear por nuestros derechos".

De hecho, el reparto que propone la Federación tiene tintes tan surrealistas que en la hipótesis de que el Valencia CF gane la Supercopa, recibiría menos dinero que el Real Madrid aún habiendo sido eliminado por el propio Valencia CF en semifinales y teniendo en cuenta que juega la competición 'invitado' por la Federación. Por ello el club de Mestalla en cuanto recibió la semana pasada la propuesta de reparto económico se acogió a la sugerencia de la Federación de acudir a la ley de arbitraje, según la cual un tercero deberá ahora decidir si esta propuesta de reparto económico contra la que protesta el club de Mestalla es justa o injusta.

Así ha quedado el sorteo de la Supercopa.

Estas son las declaraciones de protesta de Anil Murthy por el reparto econónico de la Supercopa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook