18 de junio de 2020
18.06.2020
Superdeporte
PENDIENTE DE PRUEBAS

La peor noticia puede ser la lesión de Coquelin

Entró por Parejo (justo de oxígeno) y salió en el 92' · La zona muscular es comprometida, es el isquio

19.06.2020 | 01:30
El centro del campo pierde (veremos por cuántos partidos) a un jugador sustancial.

Francis Coquelin duró menos de 25 minutos sobre el campo. Entró por Parejo (68') y se tuvo que retirar por un problema muscular. El francés trendrá que realizarse pruebas, pero los gestos no anuncian buenas noticias. Por pequeña que sea la dolencia, con tanto partido seguido, puede causar bajas para varias jornadas. Se tocó la parte posterior del muslo. No es buena zona: isquio. No hace falta insistir en lo que puede significar la lesión. El centro del campo queda bajo el control de Parejo y Kondogbia, con Wass y Carlos Soler como alternativas. Rodrigo advirtió después del Derbi que esta recta final iba a ser muy duro a nivel físico y mental. No se ha equivocado. Es importante no desconectarse ahora.

Gayà se perderá el choque ante Osasuna por ciclo de amarillas y Kang In cumplirá sanción por la roja directa. Más problemas. Celades sustituyó a Parejo por primera vez en toda la temporada. Todo lo que había jugado el cosladeño lo había hecho desde el once y completando todos los minutos, con la excepción del partido ante el Mallorca, donde fue expulsado. Ha sido una reentrada de enorme desgaste y el míster buscó un extra en energía juntando a Kondo y Coquelin en la zona nuclear del centro del campo. Parejo no está encontrando su juego y eso lo está notando el equipo. Pese a todo, el capitán progresó respecto al Derbi.

Kondogbia, parte positiva

El Valencia completó una primera parte notable: casi hace dos goles, uno fue al palo y el otro fue liquidado vía VAR. Durante una hora el Real Madrid estuvo atascado y no encontró la manera de romper al Valencia, con un gran Cillessen y una actuación colectiva de nota alta, con mención especial para Mangala y Hugo Guillamón. El partido fue otro tras el 2-0, el equipo se fue de cuerpo y mente. La nota final es pobre. Sin embargo, esta versión del Valencia puede reciclarse en positivo. Por ejemplo, porque futbolistas como Kondo dieron un paso al frente. Geoffrey estuvo muy sólido, confirmando las sensaciones postconfinamiento. Sin Coquelin va a ser todavía más importante. Es su momento, empezando por Osasuna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook