06 de julio de 2020
06.07.2020
Superdeporte
ANÁLISIS

El silencio de Meriton

Sin flujo real de comunicación, la fractura entre propiedad y afición se agudiza en los momentos de crisis

06.07.2020 | 13:07
El silencio de Meriton

Más allá de la realidad de los hechos –o no hechos– la barrera cultural y geográfica entre el máximo accionista, Peter Lim, y los aficionados del club acaba comportándose siempre como un factor que agudiza la crisis. En el contexto occidental, donde se asienta desde 1919 el Valencia CF, el silencio suele entenderse, por influencia del derecho romano, como una muestra de aceptación de lo escuchado. Como manda el dicho, «quien calla otorga». En consecuencia, el valencianista de a pie se hace cruces con la ausencia de explicaciones por parte de Meriton a una temporada tan aciaga, o la vicealcaldesa, Sandra Gómez, reclama al propietario de la mayoría accionarial «hacerse responsable» de los compromisos que adquirió cuando compró el club no solo con la afición, «sino también con los valencianos y valencianas, con la ciudad».

En la cultura oriental, por contra, aparte de que en todo tipo de relación el concepto de jerarquía social habitualmente se impone al punto de vista democrático, en el terreno de la comunicación el lenguaje verbal pierde también la fuerza que tiene en Europa. Quizá, solo desde esta perspectiva, pueda entenderse la dificultad que los representantes de Meriton Holdings en València han tenido para interactuar de modo transparente con los seguidores del equipo. La última prueba se resume en el hecho de que nadie ha respondido aún, en un sentido amplio, al despido de Albert Celades. El presidente, Anil Murthy, se limitó a dejar esta frase en la primera rueda de prensa de Voro: «He decidido que era necesario un cambio que ayude a reaccionar a esta gran plantilla para estar otro año en competiciones europeas». Una breve intervención de 51 segundos, cargada de agradecimientos, y sin la posibilidad de que la prensa le diera réplica con cuestiones sobre la cruda actualidad.

A pesar de sus precedentes como diplomático del Ministerio de Exteriores de Singapur, especializado en asuntos europeos, o su formación en el mundo francófono, en octubre de 2019 Murthy mandó callar desde el palco a la grada de Mestalla, molesto por los cánticos contra la figura de Peter Lim y la suya en un partido frente al Alavés. De hecho, sus conocimientos del contexto europeo y del castellano impulsaron a Murthy a la presidencia en sustitución de Layhoon Chan en julio de 2017.

El idioma fue un obstáculo permanente para Layhoon. La ejecutiva, de máxima confianza para Lim, sufría incómoda cada vez que afrontaba el reto de los micrófonos. En cierta ocasión llegó a contestar «yo soy Peter Lim» frente a la incomprensión general de que el máximo accionista nunca se dirigiese en primera persona a la masa social del Valencia. Fue ella quien tuvo que anunciar que el estadio no estaría, finalmente, construido para el Centenario y quien terminó tragándose sus palabras pocas semanas después de pronunciarlas: «No queremos vender a Paco Alcácer».



Precisamente, las malas experiencias fueron restando contenido a la voz pública de Meriton. Con Anil Murthy aumentó la cantidad de mensajes y el feedback, por eso del idioma, pero el compromiso se redujo. La convivencia con Mateu Alemany, director general, ayudó al presidente, pero justamente la ruptura con el balear y su posterior salida junto a la de Marcelino significaron un antes y un después difícil de superar para Murthy. Pasado un mes del despido del técnico, rompió el silencio en un formato sorprendente. Una 'autoentrevista'. Cerrada. «El desafío constante de Marcelino a Lim era inaceptable», respondía en una de las preguntas a la carta.

Durante aquellos días, el presidente emitió su última publicación en redes sociales hasta hoy: «Los gestos de hoy en el palco solo buscaban pedir calma, especialmente, a la afición, a la que respeto al máximo». Poco después lamentó el gesto en los canales oficiales del club y dijo que «no se volverá a repetir». El aluvión de críticas, parte de ellas inconcebibles por razón xenófoba, apartaron a Murthy de Twitter e Instagram a la vez que disminuyeron sus intervenciones frente a la prensa. Desde noviembre hasta aquí Román Bellver y Ricardo Arias le han sustituido ocasionalmente. El exjugador con bastante más calado y autoridad que el director de comunicación.

Mientras tanto, de fondo, habita el silencio más pesado de todos. El de Peter Lim. No habla desde que lo hiciera por única vez para la sociedad valencianista en la Navidad de 2015 tras la elección de Gary Neville para el banquillo. Desde entonces no ha abierto la boca para hablar con luz y taquígrafos del Valencia CF. Esta vez han sido sus hijos, Kim y Kiat, los que con diferente talante han salido al paso de las críticas en un escenario surrealista. Lejos de la interpretación que los asiáticos hacen de este proverbio confuciano, «el silencio es oro», en València el mutismo de Lim no es sinónimo de armoniosa verdad.


¿Por qué no viaja a València?

En una conversación en 'Instagram' con el periodista Vicente Ortiz, Kiat, el hijo de Lim, explicó que «València está muy lejos» y su padre «ya no es tan joven, tiene casi 70 años, y su salud no le permite hacer viajes tan largos».

De «propietario: Meriton» a la diferente voz de los hijos de Lim

La mala temporada estalló con la concatenación de derrotas que puso imposible la continuidad en la Champions y llevó al despido de Celades. Meriton agradeció al técnico el pase a los octavos y recordó al entorno que se dio con Lim como máximo accionista. Kiat, hijo de Lim, responde a la crítica con mucho mejor talante que su hermana. «Los valencianistas deben estar muy descontentos con nosotros», dice.


[PETER LIM]
23/12/2015 - único mensaje
«Nuestro objetivo a largo plazo es ponernos en una situación que permita al Valencia CF competir cada año al más alto nivel todos los años sin estresar el sistema»

«Lo primero que necesitaba hacer es traer la estabilidad al club. Estabilidad tanto económica como en el campo. Hoy ambas cosas están relacionadas, porque el fútbol requiere mucho dinero»

«Tenemos una afición muy apasionada. Como aman tanto al club, solo quieren buenos resultados siempre. Pero actualmente la Liga tiene un nivel muy alto, el colista puede ganarle a todos. Mi mensaje para la afición sería el de tener paciencia... Todos cometemos errores»

[ANIL MURTHY]
30/06/2020
«He decidido necesario hacer un cambio que ayude a reaccionar a esta gran plantilla para poder estar otro año en competición europea»

[KIM LIM]
02/07/2020
«El Valencia CF es nuestro y podemos hacer lo que queramos y nadie puede decir nada»

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook