19 de septiembre de 2020
19.09.2020
Superdeporte
LALIGA SANTANDER: Celta - Valencia CF

Un EQUIPO lejos de casa

Técnico y jugadores se marcan el reto de recuperar la fiabilidad perdida a domicilio

19.09.2020 | 14:02
Un EQUIPO lejos de casa

Javi Gracia aterrizó en el Valencia CF con una lista de 'tareas por hacer' kilométrica. Reconstruir el equipo, dotarlo de una seña de identidad propia, consolidar su estructura defensiva o rescatar el balón parado fueron algunos de sus objetivos a corto plazo durante la pretemporada. El técnico tuvo claro desde el primer día que para volver a ser competitivos tenían que correr más y mejor, ser más agresivos, más ordenados y, por supuesto, encajar menos goles en contra. Otra de las conclusiones que extrajo el navarro después de visionar uno por uno todos los partidos de la temporada pasada fue la necesidad de cortar de raíz la dinámica negativa del equipo fuera de casa. El gran desafío del nuevo cuerpo técnico y sus jugadores es recuperar la fiabilidad perdida a domicilio y volver a ser un equipo respetado lejos de Mestalla. Cambiar la imagen visitante del Valencia es el único camino para hacer algo importante esta temporada. Gracia no esconde que es uno de los puntos negros de este equipo. «Sabemos lo que costó el año pasado y queremos mejorar, nos gustaría tener como visitantes un comportamiento similar al de casa, queremos ser fiables fuera». Así lo dijo en rueda de prensa y así lo ha hablado dentro del vestuario con sus jugadores. Atrás quedaron aquellos ridículos sonrojantes del año pasado. El nuevo Valencia de Gracia, con o sin fichajes, tiene una misión esta noche en Balaídos por encima del resultado. Se podrá ganar, empatar o perder, pero hay que ser un equipo lejos de casa. Palabra de entrenador y de los pesos pesados.


Con esa mentalidad viaja la expedición del Valencia a Vigo. Los datos son estremecedores. Para encontrar la última victoria como visitante en LaLiga hay que remontarse al pasado 7 de diciembre de 2019 cuando el equipo ganó (2-4) al Levante en el Ciutat. Mucho ha llovido. Demasiado. Un total de 11 desplazamientos con 8 derrotas a cuál más sangrante -Mallorca, Getafe, Real Sociedad, Madrid, Eibar, Villarreal, Leganés y Sevilla- y 3 empates contra el Valladolid, Alavés y Granada. Duele solo de recordarlo. Afortunadamente, el técnico y los nuevos capitanes de la plantilla no van a consentir una racha igual.

El Valencia de Gracia defiende liderato de Laliga después de la goleada (4-2) en el Derbi, pero lo que realmente quita el sueño al entrenador y a sus jugadores es defender la portería. El equipo ha visto cortes del encuentro contra el Levante y sabe que necesitará defender mejor para sumar puntos. El técnico es autocrítico y no lo esconde: «Tenemos que mejorar la faceta defensiva no solo por los goles encajados contra el Levante, sino por las sensaciones y facilidades que dimos porque el resultado pudo ser completamente diferente», asume.

El problema del Valencia, como sucedió en la primera jornada, es que llega a Balaídos con un equipo cogido con pinzas por la falta de refuerzos en el mercado y los últimos contratiempos en forma de lesión. El destino ha sido caprichoso y ha querido que Gracia pierda a dos de sus jugadores importantes del centro de la defensa y el doble pivote. Justo las dos posiciones que el técnico ha establecido como prioritarias en el mercado. Eliaquim Mangala sufre una rotura muscular y no podrá ser el acompañante de Gabriel Paulista. Gracia tendrá que decidir entre Mouctar Diakhaby -con rol de tercer central en el Derbi- y un Hugo Guillamón que de momento parece relegado incomprensiblemente al rol de cuarto central.

La otra gran decisión en la alineación es la pareja de Geoffrey Kondogbia. El plan inicial era apostar por Carlos Soler de '8', pero sufrió una microrrotura muscular en su intento de ayudar en el Derbi y no está disponible. El abanico de opciones es reducido. Gracia debe decidir entre dar continuidad a Vicente Esquerdo, apostar por Uros Racic a pesar del dolor de muelas que le ha impedido entrenar los últimos dos días o desplazar a Daniel Wass al centro del campo en un movimiento que obligaría a dar entrada a Thierry Correia en el lateral derecho. Una última alternativa poco probable teniendo en cuenta que la defensa está en pleno proceso de reconstrucción como demostró en el Derbi. Racic ganó puntos ante el Levante con mucha presencia y despliegue físico y podría ser el elegido si el dolor de muelas se lo permite. Encaja para jugar en Vigo. El resto del once será el mismo.

Este Valencia no tiene refuerzos, pero se aferra a Gracia, a su fortaleza física y mental para remontar partidos, al corazón de su capitán José Luis Gayà y a la idea de bloque para ser competitivo. Armas para ganar en Vigo no faltan con una pareja de ataque Kang In-Maxi Gómez que rebosa confianza, asistencias y goles y la energía de los jóvenes Manu Vallejo y Yunus Musah capaz de llevarse por delante a cualquiera. Gracia ha perdido a última hora a Denis Cheryshev por problemas musculares y espera con los brazos abiertos a un Gonçalo Guedes más decisivo. El Valencia lo necesita más que nunca. Toni Lato, Jason Remeseiro y Koba Lein vuelven a la lista. Juntos hay que ayudar al equipo a competir más y mejor. En casa y... fuera. Es el reto del año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook