22 de noviembre de 2020
22.11.2020
Superdeporte
LÁGRIMAS DE SUPERACIÓN

Mendizorroza dio la vida a Toni Lato

El de la Pobla de Vallbona marcó su primer gol en LaLiga en Vitoria, salvó a Osasuna y lloró de alegría tras un año aciago

22.11.2020 | 10:05
Lato marcó el gol de la salvación de Osasuna el 25 de junio en Mendizorroza (0-1).

Mendizorroza es 'tierra santa' para Toni Lato. El lateral izquierdo del Valencia CF volverá pisar el césped de un estadio que le dio la vida hace solo cinco meses y que siempre recordará con mucho cariño porque fue el escenario de su primer gol en LaLiga. Sucedió el 25 de junio de 2020. Aquel día lloró sobre el campo y no de precisamente de tristeza. Lloró de emoción, de alegría y de liberación porque puso fin a su particular 'annus horribilis' marcando el gol de la salvación de Osasuna.

El director deportivo rojillo Braulio Vázquez le abrió las puertas de El Sadar después de su difícil travesía en el PSV -solo jugó un minuto oficial- y Toni le devolvió la confianza con el gol más importante de la temporada. Fue en el minuto 63. El de la Pobla de Vallbona, entonces cedido por el Valencia, se incorporó al ataque, recogió un rechace y batió a Pacheco con un potente tiro cruzado. 0-1 en Vitoria. Tres puntos, una permanencia en la categoría y muchas lágrimas de felicidad y superación.

Uno de los capitanes del equipo navarro, Oier Sanjurjo, se fundió en un sentido abrazo con el valencianista. Le emocionó el gesto, pero todavía más sus sinceras palabras. «Te lo mereces, todo llega. Eres importante para todos y nos das la vida. Hay que valorarlo mucho». Lato no pudo contener las lágrimas en sus declaraciones a pie de campo. Un día después todavía estaba emocionado. «El cuerpo técnico y todos me dieron la enhorabuena, me abrazaron... se me pasaron muchas cosas por la cabeza en lo personal por todo el trabajo que estaba haciendo y no salían las cosas. No han sido momentos muy fáciles para mí, han sido más bien difíciles este año. Cuando llevas años trabajando tienes ganas de que salgan las cosas y encima poder ayudar así al equipo, la verdad es que me emocioné mucho. Aquí me he sentido muy arropado dede el primer momento, como si estuviera en casa, y al final eso se transmite y se nota. Estoy muy agradecido con los compañeros y con toda la gente que pertenece a Osasuna».

El entrenador de Osasuna Jagoba Arrasate y sus compañeros se volcaron con él. Hasta su competencia directa Pervis Estupiñán. «Grande amigo, muy merecido todo lo que te pase». También lo felicitó a través de las redes sociales la afición del Valencia y muchos de sus excompañeros que ya lo estaban esperando con los brazos abiertos de cara al nuevo curso. Como, por ejemplo, su inseparable amigo Carlos Soler: «Grande amigo, muy merecido todo lo que te pase». Toni sabía que volvía a casa en verano, pero antes quería acumular minutos de calidad y sentirse importante. Mendizorroza le dio la vida.

Un mes y medio después, regresó al Valencia por la puerta grande para iniciar la pretemporada a las órdenes de Gracia. Toni participó poco en las primeras jornadas, pero su protagomismo en el equipo cada vez es mayor. Se ha ganado la confianza del entrenador y ha entrado en la rueda de cambios. Firmó una buena actuación en su debut como titular ante el Elche -gol y penalti- y sumó minutos en la segunda parte contra el Getafe y el Real Madrid consolidando el doble lateral. Cada vez se está haciendo más fuerte en el equipo. Siempre suma. Lo hizo incluso en su primera aparición contra la Real Sociedad. Este sábado cumplió 23 años y no hay mejor regalo para Toni que una victoria del Valencia. Con su ayuda será más fácil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook