El Villarreal sigue trabajando en la planificación del proyecto 2021-22. La prioridad del club sigue centrada en el fichaje de un delantero de primer nivel. Después, la siguiente posición sería reforzar el juego de bandas con un extremo. Potenciar otras demarcaciones estaría directamente ligado a la salida de jugadores con contrato en vigor.

Uno de ellos podría ser Rubén Peña, a quien Emery considera más un extremo que un lateral derecho, y cuya salida del club es una opción abierta desde que concluyó la temporada. Y esa posibilidad está abierta con el interés de Javi Calleja por llevarse al abulense al Alavés. El actual técnico del conjunto vitoriano fue decisivo para su contratación hace dos años. El Submarino abonó un traspaso de alrededor de ocho millones de euros al Eibar. Ahora se apunta como un destino posible para Peña, que podría aligerar la operación salida del club amarillo. El rendimiento de Peña se puede considerar como positivo, a pesar de que las lesiones le impidieron tener continuidad. Llegó como lateral, pero Emery le considera más un extremo que un defensa. Incluso, Foyth acabó ganándose un puesto en el flanco derecho y fue titular en la final de Gdansk ante el United. Por ello, si le encuentran un destino que satisfaga al jugador y se alcanza un acuerdo, Peña podría salir del Villarreal en la ventana de fichajes de verano. Y dentro de ese escenario aparece la posibilidad del Alavés.

El quid de la cuestión es cuál será la fórmula por la que la operación pudiera efectuarse. La propuesta del conjunto vitoriano sería una cesión con opción de compra y abonar la nómina de Rubén Peña, quien debe decidir si apuesta por un club en el que pueda tener más protagonismo.

El club amarillo, si logra aligerar su nómina de jugadores, podría mejorar su plantilla para las exigencias mayores de disputar la exigente Champions League.

Objetivos muy claros

Con los objetivos muy claros en materia de incorporaciones, el club trabaja también en mantener el límite económico de la masa salarial de su plantilla con la salida de futbolistas, puesto que junto a la recuperación de jugadores que estaban cedidos en otros clubs, Emery dispone de una plantel muy largo. En el mercado, pendientes de alguna posible operación de traspaso, están los nombres de Funes Mori, Raba y Francis Coquelin, además del apuntado Peña.

Al margen, el Villarreal posee una larga lista de buenos futbolistas, que por el overbooking de talento no tienen cabida a las órdenes de Emery. Es el caso de jugadores como Ontiveros, Miguel Leal, Chakla, Mario González o Quintillà, entre otros. Distinta es la situación de futbolistas como Franquesa, Iván Martín, Morlanes o Jorge Cuenca, que regresan también de una cesión, pero podrían iniciar la pretemporada con el primer equipo y su futuro se decidiría más adelante, tanto si se quedan como si entran en otro tipo de transacciones que pueda iniciar el Villarreal. El Alavés también ha preguntado por la situación de Cuenca e Iván Martín, pero ambos de momento no saldrán cedidos y se cuenta con ellos tras sus buenas temporadas.