Entre toda la oscuridad en la que vive el Villarreal Femenino, hay una luz (y pocas más) que está brillando e iluminando el camino para salir del atolladero. Un brote verde que ha sufrido una metamorfosis a mejor y que está levantando como puede al equipo amarillo. Ella es Claudia Iglesias, conocida en el mundo del fútbol como 'Bicho', y ha sorprendido a todo el mundo desde su llegada al Villarreal CF. Llegó a Miralcamp el pasado verano con el objetivo de hacerse un hueco en la medular grogueta que ya estaba establecida con Cienfu, Estefa y Paola Soldevila. En un principio, Claudia iba a ser una jugadora de rotación para dar descanso a las titulares, pero la realidad ha sido muy distinta.

Este año solo se ha perdido 3 partidos de 18 posibles (2 por unas molestias y en restante, frente al Madrid CFF, no participó) y ha sido titular en 9 ocasiones contando los dos partidos de Copa de la Reina. Desde el duelo contra el Alhama, la centrocampista madrileña ha sido titular en todos los partidos de liga consolidándose en la medular del equipo amarillo. Es impensable que Claudia Iglesias salga del XI en estos momentos. No solo da rigor táctico y salida limpia de balón, sino que también junta al equipo en defensa.

'Bicho' botando una falta en la Ciudad Deportiva José Manuel Llaneza @bichin_11

Nuevo hábitat natural

Sara decidió cambiar el sistema de juego de un 4-4-2 a un 5-3-2 donde 'Bicho' actúa como pivote por delante de las centrales. Su inclusión en esa posición viene porque, además de que Paola Soldevila está jugando en defensa, su rendimiento está siendo muy alta y la reconversión era necesaria. Está escoltada por Ainoa Campo y María Llompart o Estefa Lima que van rotando. Sin duda, Bicho ha asumido una responsabilidad grande que hace unos meses nadie pensaba que podría llegar a tener. De Claudia destaco su capacidad para ser una bombona de oxígeno constante para el Villarreal Femenino y su inteligencia táctica para ordenar y distribuir el juego de su equipo. Técnicamente, es una futbolista muy bien dotada que utiliza la zurda habitualmente, pero también tiene como recurso su pierna derecha. Jugando casi siempre a 2-3 toques, 'Bicho' se ha convertido en el catalizador de Sara Monforte.

Jugando siempre hacia delante y con una visión periférica que no se pierde nada. 'Bicho' es capital en este Villarreal que necesita como el comer resultados positivos que le saquen de la zona de peligro. Ella es primordial para que el grupo no se parta constantemente sobre el césped. Es lo que el imán a una nevera o el pegamento a una cartulina. Tampoco le importa incorporarse al ataque y que Ainoa o Cienfu le cubran las espaldas. Su golpeo de balón, casi siempre de dos dedos, es magistral y este año ya se pudo comprobar contra el Sporting de Huelva.

Vistas a futuro

Su contrato con la entidad amarilla termina en verano de 2024 y creo que debe ser una pieza fundamental en el proyecto del año que viene (todo dependería de si se logra la salvación o no). Tanto para Monforte como para la cúpula, Bicho se ha convertido en una jugadora importantísima a largo plazo y la intención del club es que continúe muchos años más. Con solo 19 años y menos de un año en el Villarreal, Bicho ha tirado la puerta abajo y ya es la reina en el tablero de ajedrez groguet.