La selección española cerró el torneo amistoso de Cividale del Friuli (Údine, Italia) con una solvente victoria por 46-54 ante Italia -como hizo a principios de mes en Melilla- para alzarse como campeona. Tras su estreno ante Eslovenia (60-56) en este triangular amistoso, las 12 jugadoras dirigidas por Miguel Méndez se mostraron superiores a su rival y, a diferencia del día anterior, más acertadas de cara al aro.

Empezó muy sólido en defensa el conjunto español, que encaró el descanso con once puntos de ventaja (25-14) y una María Conde de nuevo al los mandos del ataque. La jugadora del Praga checo finalizó el partido con 16 puntos y 8 rebotes en los 26 minutos que disputó.

La otra gran protagonista en la Selección fue la pívot del Valencia Basket Raquel Carrera. La joven gallega, recuperada a mediados de abril de una grave lesión en el menisco, ha alcanzado un pico alto de rendimiento en este momento del verano con el equipo nacional. Carrera anotó 11 puntos en 28 minutos sobre la pista, capturó cuatro rebotes, sumó nueve créditos de valoración y, sobre todo, fue la jugadora de España con mejor renta en el ‘más-menos’, gracias a un +16 con ella en juego.

La 'Azzurra' recortaría distancias gracias al acierto de Martina Fassina, que rubricó 12 puntos. Sin embargo, España supo contrarrestar los ataques y, pese a perder los dos últimos cuartos, pudo mantener la ventaja que había sacado en los dos primeros cuartos.

Queralt Casas bota la pelota ante las italianas FEB

Respecto al resto de internacionales ‘taronja’. Leticia Romero, que descansó el sábado, jugó nueve minutos y fue Ángela Salvadores la que descansó. Queralt Casas sumó 22 minutos para hacer cuatro puntos y cuatro rebotes.

La gira acaba y la Selección centra la mirada en la fase de clasificación para el Eurobasket 2023, que tendrá sus próximas citas en noviembre.