El entrenador del Elche CF, Sebastián Beccacece, calificó este viernes, en rueda de prensa, la temporada del equipo ilicitano como triste y frustrante y pidió disculpas en nombre del grupo ante el inminente descenso a Segunda.

El argentino, que aún no ha logrado puntuar en los cinco partidos que ha dirigido al Elche, se mostró especialmente dolido por los jugadores, a los que elogió por su compromiso, y los aficionados.

"La idea de juego crece cada día, pero no hay resultados", comentó el técnico, quien leyó en su comparecencia varias estadísticas en las que el Elche está situado en los primeros puestos desde su llegada al banquillo.

"El Elche es el equipo que más ha corrido, el segundo en esprints, en presencia en el campo rival, en lanzamientos a puerta… Pero todo eso no vale si no ganas", resumió el rosarino, quien volvió a recordar que llegó al Elche consciente del presente y con la idea de preparar el equipo para la próxima temporada en Segunda.

"Estamos dolidos por no ganar, pero el equipo muestra síntomas de mejoría", aseguró Beccacece, quien no cree que los jugadores vayan a sentirse liberados cuando se consume el descenso matemático.

"Uno está tranquilo con los resultados. Nos gustaría regalarles una victoria a la gente", dijo el entrenador, quien agradeció a la hinchada ilicitana su apoyo "en unos momentos dolorosos".

Elogios al rival

El preparador argentino elogió el trabajo "extraordinario" que está realizando Andoni Irola en el Rayo Vallecano, próximo rival del Elche. "El Rayo es un equipo intenso y agresivo que lo tiene claro y compite bien. Será un buen parámetro para nosotros estar a su altura", confesó el técnico, quien adelantó que uno de los objetivos del Elche será "evitar las transiciones" del conjunto madrileño.

Beccacece aconsejó al entorno del club ilicitano "no perder el norte" a pesar de la crisis deportiva y aseguró que todos los jugadores, incluidos los cedidos, mantienen su motivación e implicación intacta. "Lo más importante es no perder la integridad. La responsabilidad de esta temporada es compartida y nadie se va a salvar solo", subrayó el entrenador.

"El bendito resultado es el que hace que no se pueda ver todo lo que se trabaja", insistió el técnico, quien garantizó que defenderá a su vestuario "mientras ofrezcan todo lo que están ofreciendo".

"Nos llena el alma, pero nos incompleta el resultado, sobre todo por la afición", explicó el rosarino, quien aseguró que el triste desenlace del presente curso no influirá en el ánimo del propietario del club, Christian Bragarnik, para el diseño del próximo proyecto.

Te puede interesar:

"Estamos enfocados para el año que viene y en cómo vamos a construir esto. En eso estamos muy alineados", concluyó.