Attila Szalai es el jugador que ha cruzado los caminos de Atlético y Sevilla. Ante la cantidad de partidos que acumulan ambos equipos que disputan hasta tres competiciones, Liga, Copa y Champions, buscan refuerzos para este mercado invernal y poder dosificar a los que ya están en el plantel. En el caso de los hispalenses podría servir como recambió de Koundé si finalmente sale en dirección Chelsea.

El nuevo pretendiente de ambos clubs es un central de origen húngaro de tan solo 23 años de edad. El jugador milita desde el pasado enero en el Fenerbache y esta semana ha sido noticia por su gran marcaje a Harry Kane en el partido que enfrentaba a su selección con Inglaterra en la fase de clasificación para el Mundial de Qatar y que terminó con empate a uno. El problema podría ser su elevado coste, ya que desde el club turco informan que tan solo aceptan ofertas por el central en torno a los 20 millones de euros.