Lewis Hamilton ha recordado recientemente en una entrevista en ‘The Wall Street Journal’ uno de los episodios racistas que vivió en un momento de su vida. Concretamente, habló de lo sucedido en España después del convulso 2007 que compartió con Fernando Alonso en las filas de McLaren.

El piloto británico recordó los test de invierno de la pretemporada de 2008 celebrados en el Circuit de Barcelona-Catalunya, en Montmeló. “Recuerdo el primer año en que entré a este deporte y experimenté el racismo de esta multitud y nadie dijo nada”, aseguraba.

Esos días, en el trazado catalán, había aficionados españoles que se dedicaron “insultarme y abuchearme” cada vez que salía de boxes en el circuito barcelonés. Aficionados que iban con la para pintada de negro y unas camisetas en las que se podía leer 'Familia de Hamilton'.

"Había logrado mi sueño, pero no estaba feliz. No podía ser yo y en ese momento no tenía confianza en mí mismo, así que guardé silencio. Reprimimos tanto que no nos damos cuenta del dolor que estamos viviendo”, prosiguió el siete veces campeón del mundo.

Silencio en el paddock

Hamilton, además, hizo especial hincapié al silencio que guardaron algunos miembros del paddock. Sin decir nombres eso sí.Hubo gente que no dijo nada y se quedó callada, gente que hoy sigue en la Fórmula 1”, acusó. ¿Se refiere, entre otros, a Fernando Alonso?.