La selección española ultima su preparación para el Mundial con su único partido amistoso. Se mide a un rival exótico como Jordania, en el Amman International Stadium. Dejar buenas sensaciones es importante para llegar con fuerzas a Catar, algo que ha hecho Argentina y que no han logrado Alemania, Croacia o Suiza en sus respectivos encuentros.

Luis Enrique ya avanzó que dará minutos a algunos de los menos habituales en La Roja y no forzará a jugadores que están tocados, como es el caso de Marcos Llorente, Morata y los valencianistas Hugo Guillamón y Gayà. Los que sí están son los valencianos Pau Torres, de lateral izquierdo, y Carlos Soler.