No se sabe qué pasará en el futuro, pero ahora lo que tenemos es una ruptura en toda regla. Además, anunciada a bombo y platillo. Marta Riesco, despedida en marzo de la productora para la que trabajaba, sigue sin levantar cabeza. Claro que tampoco ayuda terminar con una relación sentimental. O quizá sí.

"Quiero comunicaros a todos que mi relación con Antonio David Flores ha terminado esta noche", publicó en su Instagram mencionando la cuenta del excolaborador de Sálvame. Pero la cosa no quedó ahí, ya que empezó a atizar a Rocío Flores, hija de este y antigua amiga. "Espero que estés feliz, ya has conseguido lo que querías. Estoy tirada en la calle en plena tormenta", dijo en un dardo envenenado contra la exparticipante en Supervivientes.

"Estaré bien por mi familia y por la gente que sé que me queréis. Jamás pensé que me hicieran algo así en el peor momento de mi vida", remató el comunicado. Está claro que a Rocío nunca le gustó que su padre le fuera infiel a Olga Moreno... y menos con una de sus amigas. Ahora la pobre Marta Riesco se ha quedado compuesta, sin novio... y sin trabajo.

Marta Riesco, en su foto más hot Instagram

¿Vuelta a Telecinco?

Lo raro sería que Telecinco quisiera invitar a la periodista a un Sálvame Deluxe, ya que la lista de vetados de la cadena incluye a toda la familia de Antonio David Flores, primer despedido de la docuserie de Rocío Carrasco, desencadenante de la brutal crisis económica y de audiencia de la historia de Mediaset. Siempre le quedará Lecturas.