Los suplementos nutricionales para deportistas están a la orden del día para todo tipo de entrenamientos, de objetivos y de deportes. Para mejorar el rendimiento, acelerarlos procesos de pérdida de grasa, de ganancia muscular… En definitiva lograr tu físico ideal o mejorar tus registros y marcas en los deportes que practicas. 

Cuando alguien de tu entorno empieza a tomarlos o tratas de interesarte en ellos, las preguntas más frecuentes son: ¿Es perjudicial para mi organismo? ¿Tiene riesgos tomarlos? ¿En qué medida? La realidad es que hay complementos que se consideran libres de riesgos, pero también hay otros que suponen un grave riesgo para tu salud, especialmente si los tomas sin ningún tipo de asesoramiento profesional. 

La mayoría de expertos alertan de que muchos atletas toman suplementos sin tener demasiado conocimiento sobre sus efectos, su composición o la manera más aconsejable de tomarlos. Y es que hay que tener claros varios principios que se dan por hechos, pero no es así. Por ejemplo: No, no todos los suplementos naturales son seguros. Busca siempre que los productos estén avalados por estándares de calidad conocidos

¿Que sean legales significa que son beneficiosos?

A día de hoy la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) no tiene en su lista de Sustancias Prohibidas y Métodos Prohibidos a los suplementos nutricionales. Pero su no regulación en contra o su no inclusión en esta lista no quiere decir que no sean perjudiciales. Estos suplementos son utilizados por una gran cantidad de deportistas que buscan una mejora de su rendimiento y de resultados en el entrenamiento. Los de cafeína, creatina o proteína son algunos de los más famosos suplementos. 

Empezando por la propia cafeína. En la cantidad indicada por los expertos es una sustancia natural segura, pero consumido en exceso puede generar problemas cardíacos como la arritmia, la taquicardia… e incluso la muerte súbita. Así pues, no se puede señalar que la cafeína es mala, pero sí que un consumo excesivo puede acarrear problemas. 

Un elemento sobre el que los expertos llaman también la atención, además del uso descontrolado o exento de conocimiento de los suplementos, es el hecho de combinar sustancias incompatibles entre sí, algo que también tiene muchos riesgos. En este punto, la asesoría profesional y el consumo de productos respaldados por buenos estándares de calidad se antoja clave. Más todavía en personas de riesgo, con cardiopatías o enfermedades cardiovasculares. Aquí el consejo médico es todavía más importante. 

Los expertos señalan que hay que tener especial cuidado con aquellos que se autodenominan como “quemadores de grasa” y con aquellos de cafeína/teína encaminados a la estimulación del cuerpo por sus posibles efectos perjudiciales en el corazón si se toman de forma contraindicada. 

Hay suplementos muy comunes y posiblemente uses o pienses usar alguno de ellos. ¿Quieres conocer más información sobre algunos de los más conocidos?

Proteínas

Es el suplemento estrella en las dietas encaminadas al aumento de la masa muscular y la fuerza. Sobre la suplementación con proteína de suero de leche de alta calidad no se han informado efectos secundarios en atletas a nivel cardiovascular. Lo que sí hay que tener muy en cuenta es tomar una cantidad suficiente de agua para evitar la deshidratación. 

Creatina

Su popularidad cotiza al alza y cada vez más deportistas recurren a ella. Hablamos de una suplementación que aumenta el rendimiento en actividades anaeróbicas (como el levantamiento de pesas), retrasa la fatiga muscular en periodos cortos y aumenta el rendimiento en ejercicios de máxima intensidad. 

Bicarbonato de sodio

Se habla de este suplemento como una buena solución para mejorar el rendimiento debido a que reduce la acidosis durante el ejercicio de alta intensidad y duración moderada. Eso sí, hay que tener mucho cuidado porque puede causar transtornos de índole gastrointestinal, algo que de forma obvia puede ser contraproducente en tanto que empeorará tu rendimiento. A nivel cardiovascular, no obstante, no se han informado efectos secundarios. 

Carbohidratos

El uso de suplementos de carbohidratos líquidos suele recomendarse para la realización de esfuerzos continuos de más de una hora, como puede ser el running o el ciclismo. A día de hoy no se ha informado de problemas cardiovasculares, pero pueden generar también molestias gastrointestinales.