El futuro de Philippe Coutinho en el Barça es incierto desde hace varias temporadas. El brasileño no ha conseguido asentarse en el Camp Nou y ha pasado de tener la etiqueta de 'estrella' a 'estrellado'. Su bajo rendimiento le empuja hacia la rampa de salida, pero Xavi le ha brindado un último billete para subirse al tren y triunfar como blaugrana.

El técnico del Barça mantuvo una charla individualizada con todos los miembros de la plantilla para saber la situación personal de cada uno. Coutinho, al igual que el resto de jugadores, mostró su plena predisposición y confianza en el nuevo proyecto blaugrana.

En este sentido, Xavi todavía mantiene confianza en el brasileño y considera que es un jugador aprovechable. La intención es tratar de recuperar su máximo rendimiento, aquel que demostró en el Liverpool y le valió un viaje a Barcelona para firmar como blaugrana.

La esperanza es lo último que se pierde y el nuevo cuerpo técnico, liderado por Xavi, espera que Coutinho sea un jugador importante durante lo que resta de temporada, sobre todo, para ayudar a paliar las bajas en la línea ofensiva del equipo. Su primera prueba de fuego podría llegar este mismo sábado, en el derbi ante el Espanyol en el Camp Nou (21:00h).

El último tren del brasileño

Es el último tren de Coutinho para triunfar en el Barça. Xavi le ha comprado un billete 'in extremis'. De él dependerá que sea recordado en el Camp Nou como un héroe o un villano. Eso sí, de no aprovechar esta última oportunidad, el Barça tratará de encontrarle una salida en el mercado de invierno con el objetivo de hacer caja y reforzarse en enero.

A pesar de la devaluación constante del brasileño, en el club consideran que todavía se puede hacer caja con él, sobre todo en la Premier League, y lograr una venta que ayude a airear las arcas del club. El Newcastle, el nuevo rico del fútbol, está al acecho y podría ser uno de los posibles destinos del brasileño.