Luís Suárez está preparado para abandonar el Atlético de Madrid en junio. Lo hará a coste cero, aprovechando que su contrato finaliza, y no hay negociaciones para renovarlo. Según apunta la ‘BBC’, puede regresar a la Premier League, ocho años después de su salida del Liverpool. Esta vez, sería para jugar en las filas del West Ham United, que le ofrece la posibilidad de disputar competiciones europeas, y donde sería titular de manera habitual.

El uruguayo sólo estaría una temporada allí, ya que los planes del uruguayo pasan por dejar Europa realmente pronto. Su intención es finalizar su carrera en Estados Unidos, un destino que le resulta realmente atractivo, tanto a él como a su familia. Más concretamente, en el Inter de Miami de David Beckham, con el que también está en contacto, y al que aterrizaría en el año 2023. Y no llegaría solo a la Major League Soccer.

Juntos de nuevo

Allí, en la MLS y más concretamente en Miami, podría reunirse con su gran amigo Lo Messi. El argentino no está cómodo en París y, aunque sopesa una posible vuelta al Barça, acabar sus días de futbolista en Estados Unidos no es una idea que le desagrade. Al igual que Suárez, su llegada sería en 2023 ya que parece difícil que Al-Khelaifi le deje salir el próximo verano con un año de contrato en vigor.

Beckham dispuesto a todo

Te puede interesar:

El propietario del Inter Miami realizó una fuerte apuesta con la llegada de jugadores como Higuaín o Matuidi, pero su proyecto está fracasando. El equipo no está luchando por las primeras plazas del campeonato. Higuaín ha recibido duras críticas que le harían abandonar pronto el equipo.

Miami es una zona hispanohablante en la que ambos jugadores sudamericanos tendrían una fácil adaptación. La propuesta les interesa y Beckham está loco por que vengan.