El futuro inmediato de Leo Messi pasa por el PSG. El argentino tiene contrato con el conjunto parisino hasta el 30 de junio de 2023 y todo apunta a que continuará en la capital francesa.

No obstante, no se descartan cambios, aunque este sólo podría ser en forma de un hipotético regreso al FC Barcelona. Y es que Messi tiene decidido continuar en Europa un año más para preparar el Mundial de Qatar y luego marcharse a Estados Unidos para jugar en la MLS. Concretamente al Inter Miami de David Beckham.

Ahí es dónde quiere pasar sus últimos días como profesional. Un retiro dorado que, según informa 'DirectTV', tiene mucho que ver con su intención de adquirir un 35% de los derechos del club de Florida, al que se incorporaría en 2023 tras finalizar su contrato en el PSG con 36 años y una vez disputado el Mundial de Qatar.

Allí podría reencontrarse con su gran amigo Luis Suárez. El delantero uruguayo dejará el Atlético de Madrid a final de temporada y está muy cerca de cerrar un acuerdo con el Inter Miami.