Ya hay castigo para Amadeo Salvo. El Comité de Competición ha sancionado con cuatro partidos al presidente de la UD Ibiza por referirse al equipo arbitral del partido que enfrentó al Ibiza ante Las Palmas como "golfos".

El presidente del cuadro insular bajó al túnel de vestuarios para recriminar a Galvez Rascón algunas de sus decisiones y calificó al estamento arbitral como "golfo" hasta en cinco ocasiones, elevando el nivel de sus gritos progresivamente con voces que alcanzaron los vestuarios.

Amadeo Salvo negó que hubiera levantado la voz y pese a que reconoce haber manifestado su disconformidad con las decisiones tomadas aseguró que no utilizó tal término despectivo para referirse al trío arbitral. Además afrima, tal y como recoge SER Deportivos Ibiza que "había faltado el respeto a los jugadores y a los trabajadoires del club" insular.

La sanción hará que el presidente de la UD no pueda acceder ni a zonas comunes de estadios, ni a vestuariarios ni evidentemente a las zonas arbitrales. Eso sí, podrá ver los partidos desde el palco. Además de la sanción ejemplar en este sentido, Competición ha estimado oportuno también multar al dirigente con 800 euros. El club no recurrirá el castigo.