El técnico Quique Sánchez Flores no quiso pronunciarse sobre la posible llamada de la directiva del Getafe a José Bordalás para sustituirle en el cargo y comentó que no tiene intención de hablar sobre "este tema", porque no puede "controlar eso".

"No voy a hablar sobre algo que no puedo controlar", insistió Sánchez Flores tras la derrota en el Spotify Camp Nou. El entrenador de los azulones recordó que se hizo cargo del equipo madrileño la pasada temporada con la idea de dejar el equipo en Primera y compitiendo bien, algo que consiguió.

Sobre el partido de este domingo, Sánchez Flores comentó que su idea era que el Getafe pudiera "llegar vivo" a los últimos 15 minutos y considera que se ha planteado bien el partido, porque tuvieron "ocasiones muy claras".

"Nos hemos mantenido bien en el partido, hemos jugado con intención, pero el Barça está en un gran momento", dijo Quique, quien comentó que su equipo tuvo problemas para sacar el balón jugado desde atrás, porque los azulgrana les apretaron mucho.

Te puede interesar:

También habló que la marcha de Borja Mayoral le hizo "mucho daño" a su equipo. "Estaba tocado y lo hemos notado en los últimos minutos", insistió.

Sobre las tres derrotas consecutivas encajadas (Espanyol, Sevilla y Barcelona), Sánchez Flores admitió que le preocupan las dinámicas. "Entiendo que haya inquietud, así es el fútbol", comentó.