El caso De Frutos está claro en el Ciutat de València. El futbolista es importante, se cuenta con él para la 2021/22 y la intención, si nadie llega con mucho dinero en el bolsillo, es seguir apostando por su figura como uno de los protagonistas importantes del equipo. Por eso el mensaje al Getafe tras su oferta por el extremo ha sido claro y es una negativa. Desde las oficinas de Orriols además no han agotado el tiempo máximo que daban desde el Coliseum Alfonso Pérez para contestar. Las cantidades son insuficientes por un futbolista determinante, por el que solo se tiene el 50 por cien de sus derechos y cuya oferta, por el cien por cien, está lejos de ser atractiva para el Levante.

El Getafe trasladó una oferta de 9 millones de euros por todos los derechos del futbolista este mismo jueves. Si hace unas semanas se cerraba de un portazo la propuesta de 7 millones de euros del Niza por el segoviano, ahora se ha hecho lo propio con el cuadro azulón, que además ha tenido respuesta antes de lo previsto. Desde el Coliseum se dio un máximo de cinco días para contestar a esa oferta pero en Orriols no se ha apurado ni mucho menos. Las ideas están claras, en el Levante consideran que es una oferta insuficiente y además se valora la opinión del área deportiva y el entrenador, que cuentan con De Frutos como uno de los protagonistas importantes, salvo una cifra irrechazable. Paco López de hecho explotó la mejor versión de un futbolista que, tras un primer intento fallido en la máxima categoría, mostró un nivel sobresaliente en cuanto tuvo regularidad.

La confianza es tal que no se descarta sentarse con De Frutos más adelante para hablar de su situación y mejorar sus condiciones. Es un jugador con peso en el vestuario que en apenas 8 meses demostró ser uno de los mejores asistentes de la competición y además ha demostrado crecer en el apartado goleador. En definitiva, la solución para cuadrar el 'Fair Play' no debe pasar por regalar a un jugador de su nivel y caché. Si el Getafe o cualquier otro equipo quieren al '18' tienen que pasar por caja. Eso es extensible al resto de futbolistas importantes y que pueden tener pretendientes en el mercado. A pesar del escenario económico regalar jugadores no es una alternativa en el Ciutat.