El triunfo en Lezama tuvo consecuencias negativas en dos futbolistas importantes de la plantilla, ya que María Valenzuela y María Méndez cayeron lesionadas de gravedad.

La portera sufrió una rotura en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y la defensa padeció una luxación en la rótula a consecuencia de una lesión en el ligamento femoropatelar medial derecho.

Sus tiempos de recuperación llevarán un tiempo de larga duración, aunque la guardameta se perderá lo que resta de temporada. Por lo que Ángel Villacampa pierde a dos futbolistas de gran importancia dentro de su plantilla.